Banner diario los Andes

Perú: Estado Pluricultural

Solución a la problemática de la Hidroeléctrica Inambari



Escribe: Antropólogo Aldo rojas Colca | Economía - 28 mar 2010

En primera instancia, daré un breve bosquejo acerca de lo que se trata la pluriculturalidad para posteriormente analizar la situación del Perú en relación a un estado pluricultural. Desarrollada esta temática, subsiguientemente abordaré la funcionalidad de un estado pluricultural en torno a la construcción de la hidroeléctrica Inambari.

Pluriculturalidad y Estado Pluricultural.
Inicio esta reflexión planteando un concepto que ha mi juicio sintetiza el concepto pluriculturalidad. En términos académicos y políticos, la pluriculturalidad es: La existencia de un conjunto de culturas que se encuentran en un territorio determinado y que igualmente se interrelacionan unas con otras, a través de un proceso intercultural. Desde esta perspectiva podemos determinar que el Perú es un país pluricultural, ya que en él existen diversas culturas que se distinguen unas de otras, así podemos citar a nivel nacional a las culturas Aymaras, Quechuas, Ashaninkas, mashiyengas, etc. Siguiendo esta definición, es preciso indicar que cada una de estas culturas albergan elementos culturales propios, que los hacen diferentes, como son: El idioma, el entorno en que vive, la música, las costumbres, la organización, la religiosidad, entre otros elementos que asimismo forman parte de su identidad cultural.

Entendido así, paso ahora entonces a abordar lo que significa un estado pluricultural. En términos generales, el estado pluricultural está basado en la afirmación de las diversas culturas y su integración dentro de la identidad y carácter del Estado. Desde este punto de vista, un estado pluricultural supone el reconocimiento y respeto de los pueblos y comunidades indígenas y campesinas como sujetos políticos y no como objetos de políticas. Un modelo de Estado Pluricultural pasa entonces por el reconocimiento y vigencia real, de un conjunto de derechos económicos, territoriales, culturales y políticos de los pueblos indígenas. Dicho de otro modo, Un Estado Pluricultural es un estado en el que el poder está distribuido y no concentrado ni centralizado.

Bajo estos conceptos generales, el cual de ninguna manera intenta disminuir las variadas significaciones que existen en relación a un estado pluricultural, vale ahora hacerse la siguiente interrogante: ¿Es el Perú un estado pluricultural? Para contestar esta interrogante nos remitimos al Art 2 Inc. 19 de la constitución política del Perú el cual indica que: “Toda persona tiene derecho a su identidad étnica y cultural. El estado reconoce y protege la pluralidad étnica y cultural de la nación”. Tomando esta afirmación probamos entonces que el Perú si reconoce la pluralidad cultural de la nación. El mismo que se complementa con el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, el cual también reconoce los derechos de los pueblos indígenas y establece obligaciones no sólo a los Estados, sino que en la perspectiva de interpretación de los derechos humanos, estas obligaciones se hacen extensivas a toda la sociedad en su conjunto.

La Central Hidroeléctrica Inambari y el Estado Pluricultural del Perú
Teniendo este miramiento preliminar, de primera intención quiero abordar la problemática de la construcción de la central hidroeléctrica de Inambari considerado la siguiente afirmación: Si decimos que somos un estado pluricultural, el mismo que supone el reconocimiento de un conjunto de derechos, territoriales, de recursos naturales, culturales, políticos y económicos de los pueblos indígenas, ¿Por qué el gobierno central del Perú inició y autorizó el proceso de prospección, negociación y posterior firma de convenio, con el gobierno de Brasil, de manera unilateral, sin antes consultar y promover, oportunamente la participación directa de la población interesada? .

Ciertamente este aspecto es ahora el meollo del asunto, y es que, en la actual coyuntura por un lado la población ahora se empecina mucho más en oponerse a la construcción de la hidroeléctrica Inambari porque considera que el proceso fue un acto oscuro ya que nunca se promovió la consulta y participación directa y oportuna, de los actores e instituciones claves, en el proceso de prospección, negociación y firma de convenio, mientras que por el otro lado, el gobierno central a través de la empresa EGASUR, insiste en realizar la consulta popular bajo la figura de solución a las demandas sociales (reubicación e indemnización de los pobladores afectados, no afección al Bahuaja Sonene, reubicación de la carretera interoceánica, entre otras).

En torno a este tema, el artículo 15.2 del Convenio 169 es sumamente claro “…. los gobiernos deberán establecer o mantener procedimientos con miras a consultar a los pueblos interesados, a fin de determinar si los intereses de esos pueblos serían perjudicados, y en qué medida, antes de emprender o autorizar cualquier programa de prospección o explotación de los recursos existentes en sus tierras”

Esto se complementa con el artículo15.1 del mismo convenio: “Los derechos de los pueblos interesados a los recursos naturales existentes en sus tierras deberán protegerse especialmente. Estos derechos comprenden el derecho de esos pueblos a participar en la utilización, administración y conservación de dichos recursos”.

Desde aquí se advierte entonces que, el gobierno central no cumplió con dicho procedimiento, razón por la cual, y en medio de una confusión social generalizada, en la actualidad el conflicto social por la construcción de la hidroeléctrica se agudiza aún más. No obstante a ello, y para cubrir este "descuido” el gobierno central, a través de la empresa EGASUR, “utilizando” el artículo 6.1 del referido convenio, el cual establece que los gobiernos deberán “…a) consultar a los pueblos interesados, mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas, cada vez que se prevean medias legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente…”, actualmente pretende (y para ello viene realizando visitas a las poblaciones locales,) realizar el proceso de consulta en donde la figura sólo es la recepción de demandas sociales y, con ello, hacer notar un supuesto proceso de participación.

Esta estrategia quiebra inconmensurablemente la razón esencial del modelo pluricultural y los diversos artículos del convenio 169 y la constitución, en vista que el proceso de consulta no es un simple mecanismo de participación o que se reduce a simples actos de información o recojo de demandas sociales, es fundamentalmente mucho más, puesto que la referida consulta tiene carácter de toma de decisión oportuna y directa en torno a la prospección, negociación y firma del convenio, en este caso de la construcción de la central hidroeléctrica de Inambari. En consecuencia y frente a estos antecedentes, se viene haciendo lógica la demanda, al gobierno central, en razón a su obligación y responsabilidad frente a este tipo de procesos, para la implementación de un verdadero y correcto proceso de consulta.

Este proceso también tiene su sustento en el proyecto de Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, en el cual establece, en su artículo 26º, que: “Los pueblos indígenas tienen derecho a las tierras, territorios y recursos que poseen en razón de la propiedad tradicional u otra forma tradicional de ocupación o utilización, así como a los que hayan adquirido de otra forma”.

Con esto como referente, esta demás manifestar que el accionar del gobierno en este proceso fue de arriba – abajo, acto que contraviene con los principios del modelo pluricultural reconocido por la carta magna del Perú.

Un camino, Nuevas luces para una solución.

Considerando el soporte preliminar, quedaría atrás continuar exigiendo al gobierno central Reglas Claras (o estudios diversos) a un proceso que desde sus inicios de prospección, negociación y firma del acuerdo en relación a la hidroeléctrica Inambari, no promovió la consulta oportuna y participación directa de la población interesada; quebrando de esta manera la esencia real de un estado pluricultural y los diversos artículos que lo defienden. Desde este marco como referencia y amparados en los principios del modelo pluricultural, se hace vital exigir al gobierno central, la anulación del proceso de negociación actual, y la generación e implementación de un verdadero proceso de consulta, el cual refleje, con real interculturalidad, la participación directa de los 03 niveles involucrados (población interesada, gobierno central y empresa interesada) en torno a la referida hidroeléctrica. Esta medida, la cual tendrá que ser producto del consenso local y regional, promoverá un nuevo proceso de negociación con información veraz y transparente, de todas las partes y en ese marco, se obtendrá una decisión concertada y equilibrada en relación a esta problemática. Con ello se protegerá los verdaderos intereses de la población.



3 comentarios

  • Alexa jueves 01 de abril del 2010 a las 11:54

    bueno, no se si esta bien lo que entendi, pero al parecer lo de la hidrolectrica se converso arriba y se vino finalmente a convercer y recoger algunas necesidades para darlo por hehco, PERO lo que DEBERIA de haberse hecho primero es convocar, informar y CONJUNTAMENTE con Más » los interesado DAR IDEAS, PROPUESTAS, para que se logre el conseso, de si va a dar la consesion en 10, 20, o 30 años, que si les convenia o no reubicarlos, es decir una TOMA de DECISIONES DESDE EL PRINCIPIO CON EL PUEBLO y no ser considerados como últimos en la consulta. Es por ello que pide la anulación, por que el proceso se hizo de arriba hacia abajo y no de una forma igualitaria (horizontal) Es lo que puedo entender de ese artículo. y por lo que en parte me a uno Ya que, si vemos en anteriores experiencias, sieempre se realizó una decisión, cambio de reglas, implantación de otras, (no sólo en este aspecto) sin tener en cuenta la realidad,opiniones ni consecuencia que acarrearía conjuntamente con la población involucrad, Esto en relación a los diferentes sectores. Este es un punto de vista de una pobladora,ya cansada de ver tanto abuso y decisiones convenientes para unos pocos, olvidándose de la mayoría y a futuro.

  • JULIAQUEÑO domingo 28 de marzo del 2010 a las 18:11

    Es punto de vista interesante, pero nada claro, finalemnte amigo mio, estas de acuerdo o no con la construccion de la hidroelectrica de inambari?

  • aymarajaqi domingo 28 de marzo del 2010 a las 17:13

    mejor dedicate a hacer otra cosa, porque no planteas nada, te pierdes sea concreto y asi podrias ayudar a los pobladores.a



ESPACIO PUBLICITARIO

Opinión
Opinión A propósito de Pasto Grande

Con fecha 30 de mayo último, mi dilecto amigo Omar ...


Video


Travel & Tour News

Encuesta

¿El divisionismo que existe en Peruanos por el Kambio (PPK) en la región Puno, dificultará el trabajo de Kuczynski a favor de esta parte del país?


Lo más...

Archivo
E-mail: Telf.: +51-51-369388, +51-51-327436 | Dir.: Jr. Lima Nro. 819 Cercado - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca
GRUPO PUNORED S.A.C. Diario Los Andes
Diseño y Desarrollo Web: GrupoSistemas