Historias de desarraigos: Cruces y Sikuris en Lima



Escribe: Bruno Medina Enríquez | Nacional - 01 may 2011


Una tradición popular del altiplano que se ha traslado hace ya un tiempo a la capital, es la celebración de la Cruz de Mayo de origen puneño, la que indefectiblemente es en este, caso son las fiestas de las varias cruces de mayo que se celebran en Lima, y que vienen acompañadas de Sikuris.

LOS PRIMEROS SIKURIS

En la Capital existen un gran número de tropas y conjuntos de sikuris y sikumorenos que practican esta tradición, hoy masivamente difundida en instituciones, colegios y universidades, todas, expresamente todas, tienen un origen o una raigambre puneña, por los estilos, formas y modos de interpretar esta variedad musical trasladada desde el Altiplano puneño.

Hace un tiempo pregunté a un antiguo promotor cultural de las tradiciones puneñas en Lima, el pomateño Gerardo Barbosa Idiaquez, si podría responderme cuándo se habría formado en esta ciudad, la primera tropa se sikuris formada por residentes puneños en Lima.

Esto me comenta Gerardo, que cuando vivía en el Jr. Azangaro 228 en el centro de Lima, cerca del Palacio Legislativo, había sido canillita y lustrabotas, mientras estudiaba en la nocturna del Colegio Guadalupe, cuenta que a mediados de los años de la década de 1940, fue convocado por el señor Baltasar Ruelas, quien era portero del Banco de Crédito, y que a sabiendas que ese canillita y lustrabotas recorría las calles de Lima, le encargó que buscara entre los barredores puneños que hubieran en la Municipalidad de la Victoria o de Lima gente que supiera tocar zampoñas, y que los llevara a su casa de Barrios Altos el siguiente sábado; en ese afán primero reunió a seis huancaneños, y así don Baltasar empezó a ensayar con ellos, ya que tenía una cuantas zampoñas con las que practicarían.

En el tiempo el número de músicos se incremento y hacía falta algunos instrumentos más; entonces hacia 1946 cuanto Gerardo tendría 16 a 17 años, ya estaba trabajando en el Congreso de la República, donde primero ingresó como lustrabotas, para luego llegar a ser “Ujier”, que era el auxiliar que se encargaba de alcanzar el micrófono a los diputados que intervenían en los debates; allí conoció al senador puneño José Antonio Encinas, a quien luego de contarle lo que hacían los días sábados, en un desprendido atrevimiento de emoción, le solicitó como donación un juego de zampoñas, el Dr. Encinas entusiasmado de esta inquietud, en quince días mandó a traerlas de Puno y con esa donación continuaron los ensayos para más personas.

Así se formó el grupo de sikuris, que no tenían un nombre definido, simplemente era de Puno; interpretaba indistintamente sikuris y sikumorenos, especialmente en la modalidad de zampoñaza, aunque en general melodías de la zona de Huancané y Puno, modalidad de algún modo citadina. El grupo se iba preparando continuamente y sus reuniones de los sábados eran ya de real convocatoria, entre el año 47 y 48 se presentaron casi informalmente, en el Festival que por el Día del Indio se organizaba anualmente en la Pampa de Amancaes; sin embargo es en 1949, cuando se están preparando desididamente para participar nuevamente de este festival, don Baltasar Ruelas viaja a Puno y con su propio peculio adquiere vestuario del conjunto de sicuris del Barrio Mañazo, y con esa vestimenta de presenta a un grupo numeroso de sikuris en las puertas que conducían a la Pampa de Amancaes, hecho que molestó a los organizadores, que aunque no habían estado inscritos en el Festival, ya “estaban descalificados” por tocar en la puerta, congregando gran numero de personas que no ingresaban al Festival.

En algún momento iba a llegar al Festival el Presidente de la Republica, razón por la que los convencen a que ingresaran acompañándolo; el General Odría quien había dado su golpe de estado en noviembre del año anterior, quiso darse un baño de popularidad porque ya estaba pensando en postular en una nueva elección Presidencial, y encontró al grupo de sikumorenos con vestuario de brillantes y colores acompañados de un Angel, diablos y demás figuras de los Diablos de Puno, al estilo zampoñaza; el Caporal o Diablo Mayor encarnado por Barbosa, cual pecador enamorado invitó a bailar a la Primera Dama, Maria Delgado de Odría, quien complacida por ver esta modalidad coreográfica acompañó a los sikus un buen trecho. La señora María había estado antes por motivo de trabajo, junto a su esposo en el cuartel de Huancané y ya sabía cómo eran esas tropas de sikuris.

Fue la primera vez que un grupo de puneños residentes en Lima, logró tan resonante éxito y aplausos, que motivó que el grupo continuara, especialmente en la variedad de sikumorenos, que años después se convirtió en el Conjunto Zampoñas del Titicaca, quien recibió premios y preseas en el afamado Festival de la Pampa de Amancaes, llegando inclusive a grabar un disco LP; Mientras esto se desarrollaba adecuadamente, el primer grupo que empezó a practicar el sikuri en su modalidad de varios bombos desde 1954, fue el Club “Unión Progresista Conima” que también llegó a grabar un disco LP bajo la dirección de Hugo Saravia Pacoricona, un enfermero conimeño que trabajaba en el Hospital de Bravo Chico. Después vendrían los sikuris 10 de Octubre de Yunguyo, y Los Sankayos de Moho, que fueron creados en ese tiempo.

Hoy existen más de 40 grupos que están agrupados en torno a una Asociación de sikuris, sin considerar los grupos que existen en colegio, universidades y parroquias.

LAS CRUCES DE PUNO EN LIMA

La tradición puneña de celebrar la Cruz de Mayo, es acompañada indefectiblemente con sikuris, esta tradición ha sido trasladada a Lima, casi con las mismas características, aunque la modernidad ha impuesto algunas variantes, según el gusto de los viandantes.

Esta tradición es celebrada en varios pueblos de Puno en el mes de Mayo, son los huancaneños, quienes por primera vez imponen a la Cruz, para celebrar su fiesta patronal, plasmada en los años según esta secuencia histórica.

Los huancaneños como una comunidad numerosa, tuvieron y tienen diversas instituciones en torno a las cuales realizan sus actividades, hacia 1978 dirigentes del “Club Defensor Huancané”, que más era un club deportivo social, impone al “Tatito” de la Santísima Cruz, para ser celebrada a todo dar como una fiesta patronal huancaneña, desde entonces se han ido sucediendo los años con diversos “Alferados” que asumieron las atenciones en la fiesta, que más de las veces se han realizado en el distrito de Independencia, no sin ciertos sinsabores y otros pesares, como consecuencia de la incomprensión o el pretendido protagonismo por “asumir la fiesta”, originado especialmente por personas que con el objeto de ostentar mayor poder económico como comerciante, –hoy llamados emergentes- pretendieron asumir la competencia, aprovechando la tradición ancestral de la “Apjata” o el “Ayni”, esperando recibir el mayor numero y la mayor cantidad de donaciones para la fiesta, hecho que en algún momento habría resultado “un negocio” asumir la fiesta.

Estas incomprensiones provocaron que en una oportunidad el santísimo “Tatito” haya caído preso, y estuviera arrinconado al fondo de algún almacén, cárcel policial y depósito judicial, a resultas que un grupo de huancaneños que no aceptaron al alferado que ese año asumiría la fiesta, ellos faltando pocos días para la fiesta, fueron a visitar la casa donde estaba el Tatito, dizque a saludarlo y a rezarle como era una costumbre, con la pretendida devoción que traían, hecho que conmovió a la dueña de casa que estaba sola, quien los atendió con gran gusto y emoción, pero al momento que accede a su cocina con el objeto de preparar algún bocado, quienes llegaron cogen la Santísima Cruz a cuestas, la sacan a toda carrera por el pasadizo que da a la calle, donde les esperaba una camioneta, con un disimulado apoyo policial; ipso facto la camioneta arranca a toda velocidad; hecho por el cual a decir de algunos, se convirtieron en los “tatito luntatas”.

La Fiesta Patronal de la Cruz que celebraba el Club Defensor Huancané ese año se celebraría, con una imagen fotografiada en un cuadro de vidrio; mientras que quienes tenían la posesión real de la Cruz celebraban “otra” Fiesta Patronal a todo dar en la zona del Callao, dividiéndose malamente esta tradicional fiesta que ya estaba adquiriendo visos de una gran fiesta.

La posesión de la Cruz trajo una serie de enfrentamientos como consecuencia de la denuncia de sustracción, que devino en un proceso judicial que demoró varios años, tanto así en ese juicio bastante largo, el juez resolvió incautar la Cruz, hasta determinar quién o quienes eran los verdaderos dueños de la imagen, es así que esta Cruz durante un buen tiempo queda bajo la custodia de la policía, es decir “encarcelada”, mientras se esclarezca la verdad y se resuelva quien es su real posesionarlo, hecho que finalmente sucedió por orden judicial.

Ello no impidió que el siguiente año hubiera ya DOS fiestas del Tatito de la Cruz de Huancané, por ese lado, una con una nueva Cruz, y otra con una Cruz mandada a traer por “Defensor Huancané” desde su tierra, este hecho se ha ido sucediendo ya hace varios años, inclusive ahora con una nueva división de la Cruz que fue traída desde Huancané.

EN ESTE AÑO

Un grupo de huancaneños continúa celebrando la fiesta, generalmente en locales del Callao, ahora ya tienen su propia Cruz, esa fue la Fiesta que se realizó el pasado domingo, cuyo estilo es muy ostentoso y “de luces”, porque en esa fiesta podemos ver espectaculares bandas con Morenadas, Diabladas, Sayas y Tinkus, hasta la Orquesta San Francisco traída desde Juliaca y escasa presencia de sikuris, inclusive este año esa Cruz ha sido “condecorada” por el Alcalde de Huancané, Hernán Ulises Bizarro Chipana, quien llegó especialmente para la celebración junto a varios de sus regidores para imponerle una medalla a la Cruz como a los alferados.

Mientras que la celebración original que se inició en 1978, continua realizándose en el distrito de Independencia, ahora ya con el “Tatito original”, en vista que la “justicia” restituyó los derechos de posesión de dicha Cruz, cuentan los amigos como explosionaron en llanto y alegría, al ver “salir de la cárcel” al Tatito, en aquella ocasión que fue devuelto a sus verdaderos dueños, el “Defensor Huancané”. Esta fiesta patronal que se realiza en un estadio de Independencia, si rescata con mayor identidad la tradición huancaneña, que incluye diversas velaciones, así como solo la participación de Sikuris y Puli Pulis, no hay sayas ni morenas ni otras cosas por el estilo.

Y como dicen, en Lima hay para todos los gustos, es parte de desarraigo puneño.

Hoy en Lima se celebran diversas cruces, la primera e inicial promovida por el “Defensor Huancané” que hace 33 años la realiza en Independencia el 1º de mayo, la otra Fiesta de la Cruz de Huancané que se celebró en el Callao el pasado 24 de abril, y de ambas se originó una tercera denominada, del Tatito Peregrino, que desde el 2009 se celebra en San Juan de Lurigancho, está programada para el 15 de mayo. Existe una cuarta Cruz de Huancané, que la celebran como una fiesta social, los integrantes del Club Cultura Huancané desde hace cerca de 40 años, generalmente en Brisas del Titicaca y la tienen programada para el 15 de Mayo.

Sin embargo hay más Cruces aun por celebrar, la Cruz de Huancho Lima, la Cruz de Inchupalla, la Cruz de Moho, todas celebradas el 1º de mayo en diversos locales.

Además hay que considerar una celebración que data desde 1980, y que está a cargo de los grupos de Sikuris que existen en Lima. Esta fiesta la inició la Asociación Juvenil Puno como “Santísima Cruz de Mayo”, asumiendo el alferado en los primeros años, esta institución así como los grupos de sikuris conimeños, para luego convertirse en la “Festividad de la Santísima Chacana Cruz”, que en realidad es la fiesta patronal de los sikuris que indefectiblemente se celebra año tras año el 1º de mayo, y quienes asumen como alferados para hacerse cargo de la fiesta, son las instituciones de sikuris, que en Lima hay cerca de 40 integradas a la fiesta.

La fiesta este año ha sido asumida por el Conjunto de Zampoñas Josafat Roel Pineda, y se realizará en la Av. Gran Chimu de Zárate; indudablemente en esta fiesta se interpreta exclusivamente Sikuris y Sikumorenos, para la satisfacción de que esta tradición musical andina del Altiplano nunca estará desarraigada.
Lima Mayo del 2011

TROPAS DE SIKURIS Y CONJUNTOS DE ZAMPOÑAS QUE EXISTEN EN LIMA:

Asociación Juvenil Puno – Sikuris 27 de junio.
Unión Pampilla de Huancané.
Centro Social Conima
Unión Progresista Conima
Asoc. Cultural Expresión Juvenil.
Sikuris Qhantati Ururri, Base Lima
Sikuris Wiñay Qhatati Ururi
Asociación Cultural Illariq.
Sikuris Los Sankayos de Moho
Sikuris 10 de Octubre de Yunguyo
Conjutno de Zampoñas Unión Yunguyeña.
Zampoñada Espíritu Santo de Yunguyo
Asoc. Cultura Rurarcaya.
Asoc. Cult. Sentimiento Nuevo.
Conjunto de Zampoñas Nuestro Rescate
Asoc. Cult. 24 de Junio.
Sikuris Claveles Rojos de Huancané – Base Lima.
Intercontinentales Aymaras de Huancané – Base Lima
Grupo de Arte Los Amautas de Huancané
Conjunto de Zampoñas de San Marcos - UNMSM
Asoc. Cult. Conjunto de Zampoñas de San Marcos
Sikuris de la Universidad Nacional del Callao
Sikuris CEMDUC - PUCP
Sikuris de la Universidad Villarreal
Sikuris de la Universidad Agraria La Molina
Conjunto de Zampoñas de la UNI
Asociación Cultural 12 de Mayo.
Sikuris Taky Onqoy
Asoc. Cultura y Popular Tarpuy
Grupo de Arte 14 de septiembre de Moho
Asoc. Cult. Qorimarca.
Sikuris Qollana Socca de Acora.
Asoc. Cult. Nuestras Raíces
Sikuris Rimaq Wayra.
Agrupación Cultural Taquimarca.
Asoc. Cult. Zampoñista Altiplano – Base Lima.
Arte y Sikuris Wiñaymarka
Sikuris Surimanta
Conjunto de Zampoñas Josafat Roel Pineda
Asociación Unión Hilata.
Conjunto de Sikuris Kunanmanta.


ESPACIO PUBLICITARIOS

Video



Encuesta

¿Cree usted que el fujimorismo actúa con autoritarismo?


Lo más...

Archivo
Telf.: +51-51-369388, +51-51-327436 | Dir.: Jr. Lima Nro. 819-3er piso Cercado - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca.
CORPORACION DECANO ALTIPLANICO S.A.C. Diario Los Andes
Diseño y Desarrollo Web: G!