¡El Perú y el mundo disfrutan de los carnavales!


Votación: 109 votos

Escribe: Los Andes | Nacional - 05 mar 2017

Mientras en la ciudad de Puno se comienzan a vivir los carnavales, en Juliaca se viven los últimos días de fiesta. Pese a ello, la belleza e intensidad de los festejos son semejantes, tal vez incluso iguales a los que se sienten en otras latitudes del mundo, donde también las risas y los juegos son característicos en esta época del año.


Elegancia, alegría, emoción y belleza son solo unos pocos de los aspectos que resaltan en las fiestas de los carnavales. En nuestra región la fiesta está, podría decirse, en su punto más alto, principalmente porque en la ciudad de Juliaca se desarrollan fastuosos concursos, donde brilla con luz propia el arte y ritmo de danzas únicas en el mundo.

A propósito, hoy se desarrollará el I Concurso de la Integración Andina, en el novísimo distrito de San Miguel (San Román). Allí se constituirán los 39 conjuntos inscritos, los cuales danzarán con un solo propósito: ganar. Consecuentemente, es seguro que su desempeño será espectacular.

Tras ello, mañana se desarrollará la ya tradicional para folklórica, en la avenida Mártires 4 de Noviembre, en la salida a Puno de la ciudad de Juliaca. Será una jornada que, sin duda, coronará brillantemente todas estas fiestas, donde niños, jóvenes y adultos compartieron una alegría singular y propia de quienes gozan sinceramente de la vida.

Es preciso indicar que el carnaval juliaqueño comenzó el pasado 20 de enero, con la Q`ashua de San Sebastián, y que desde entonces se materializó con diversas actividades, como el concurso de elencos de danzas, entre otros. En razón de ello, y porque la ciudad entera se ve envuelta en los festejos, los pobladores de esta parte de la región ostentan, orgullosos, que el suyo es el carnaval más largo del mundo.

En la ciudad de Puno, en tanto, tras las jornadas inolvidables de la festividad de la Candelaria –que tienen ahora un halo mundial–, los pobladores viven emocionada y airosamente sus fiestas carnavalescas, las que tienen lugar prácticamente mientras culminan las de Juliaca.

Los carnavales puneños, que comenzaron el viernes pasado en el cerrito Huajsapata, con una presentación de grupos de tarkadas, destacan sobre todo por la elegancia, galanteo y belleza de su pandilla, la cual es patrimonio cultural de la Nación y, sin duda, enorgullece merecidamente a los pobladores de esta parte de la región.

Además de esta emblemática danza, existen otras que ensalzan los carnavales de Puno, Juliaca, y de la región en su conjunto. Estas son, por ejemplo, los q´ajelos, la wifala, las tarkeadas, chacalladas, pinkilladas, el tokoro, las ch´ullas, kashuas, mohoceñadas, entre otras.

El q`ajelo, k`ajelo o karabotas, es una danza de carnestolendas usual de las zonas de pastoreo, en la cual los hombres representan el rapto de las mujeres. La wifala o wiphala, en tanto, es una danza de carnaval que se divide en tres partes: la pandilla, la guerra y el cacharpari, y está acompañada musicalmente por un grupo de pinkillos.

El carnaval de Arapa es otra de las danzas símbolos del carnaval regional, originaria de los alrededores de la laguna de Arapa, en la provincia de Azángaro. Se trata de una danza erótica y agrícola que rinde culto al amor, la fecundidad y la pachamama. También destacan la danza del carnaval de Qopamayo y el carnaval de Santiago de Pupuja.

Todas ellas, esta semana, serán bailadas o simplemente espectadas por propios y extraños, quienes arribarán a nuestra región con el propósito de divertirse y pasar momentos inolvidables. Y es que la fastuosidad del Lago Titicaca, la imponencia del cerro Huaynarroque, así como los atractivos de otras provincias puneñas, son solo parte del encanto de nuestra hermosa tierra.

EL PERÚ
Los carnavales en nuestro país, para decirlo técnicamente, tienen lugar días antes de la cuaresma católica, por lo cual es una fiesta “movible”. Y lo único que tienen en común es el sentido lúdico y alegre de la festividad, ya que en todos los rincones del país se acompañan de juegos con espuma, agua, harina, talco y/o pinturas; además de ello, naturalmente, tienen la connotación de “fiesta folclórica”.

Los juegos con agua y pintura inician en febrero en todo el Perú y se prolongan por todo el mes; las fiestas folclóricas, en cambio, se inician por lo general unos días antes del miércoles de ceniza, aunque en el caso de la “Q´ashua de San Sebastián”, en Juliaca, todo comienza en enero.

Lo más común es que las fiestas folclóricas del carnaval giren en torno al miércoles de ceniza, pudiendo ser días antes o días después, o ambos, según el pueblo o ciudad que los celebre. En el caso de las fiestas folclóricas, en las zonas rurales y las ciudades de influencia quechua y aymara, van acompañadas de ritos a la pachamama o a imágenes católicas.

En nuestro país, es preciso mencionar, por lo menos seis celebraciones del carnaval han sido proclamadas como Patrimonio cultural de la Nación, entre las que destaca el carnaval de Santiago de Pupuja, en Azángaro. Asimismo, están el carnaval ayacuchano, el carnaval de San Pablo en la provincia de Canchis (Cusco), el carnaval de Abancay y el carnaval de Marco en la región Junín.

LOS CORTAMONTES
Las costumbres de carnestolendas más extendidas en el Perú son los “cortamontes”, que no es otra cosa que derribar un árbol ataviado de regalos. Esta práctica es acompañada por bailarines que generalmente giran alrededor del árbol, acompañados de música; posteriormente, cada bailarín o pareja golpea el árbol con un hacha tratando de cortarlo, turnándose para hacerlo.

Finalmente, cuando el árbol es derribado, los niños y adultos se abalanzan al árbol que, por lo general, lleva regalos distintos de acuerdo a la zona en donde se realiza este acto. La práctica recibe diversos nombres, puede ser "cortamonte", "yunza", "humishas", "unshas", etcétera.

Estas festividades tienen un matiz especial, en la que se entremezclan lo natural con lo sobrenatural; lo religioso con lo pagano; lo terrenal con lo cósmico. Sus orígenes en los pueblos de la antigüedad, provienen de una mezcla de festividades y ritos en honor a la tierra, los animales y plantas.

LOS CARNAVALES DEL MUNDO
Según el libro Guinness de los récords, la celebración del carnaval más grande del mundo es la de Río de Janeiro, en Brasil; y la mayor agrupación carnavalesca (comparsa), Galo da Madrugada de la ciudad de Recife, sitio de otro carnaval muy importante.

Otros carnavales internacionalmente famosos son los de Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, Cádiz y Carnaval de Águilas (Murcia) en España; los carnavales del Callao en Venezuela; Colonia, en Alemania; Oruro, en Bolivia; Venecia, en Italia; y el carnaval de Barranquilla y el Carnaval de Negros y Blancos de Pasto en Colombia. Asimismo, en México, destacan los carnavales de Veracruz, Mazatlán, Guamúchil, Mocorito, Jalostotitlan, Angostura y el Carnaval de Huejotzingo.

En tanto, los más largos –exceptuando a los de Juliaca– son el Carnaval de Montevideo, Uruguay, que se extiende por 41 días, y los de Corrientes, Jujuy y Entre Ríos, en Argentina, ya que se realizan desde enero hasta el primer fin de semana de marzo.

Los carnavales de La Habana y Santiago de Cuba, en Cuba, han gozado de igual reputación internacional, comparándoseles con los de Río Janeiro durante la época republicana (1902-1959).

Bolivia
El carnaval en Bolivia se vive y se celebra a lo largo de varios días. En cada pueblo y ciudad se organiza un desfile de grupos que bailan diferentes danzas populares y folclóricos, llamada "entrada del carnaval", también participan individualmente personas disfrazadas representando a algún personaje.

Además de la entrada, se realizan otros ritos durante los días del carnaval, como la ch´alla, una libación y ofrenda a la Pachamama (Madre tierra) en señal de agradecimiento por todos los favores recibidos, como los productos agrícolas.

Uno de los mayores carnavales de Bolivia es el Carnaval de Oruro, una celebración religiosa y un proceso cultural de interculturalidad e intangibilidad que rebasa los 2000 años de antigüedad que, por medio de la creatividad, la continuidad y la ritualidad, llegó a constituirse en un modelo de “Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad” (UNESCO) capaz de generar manifestaciones culturales parecidas en otros espacios geográficos.

Brasil
Los centros más importantes son las ciudades de Recife y Olinda en Pernambuco, Salvador de Bahía, São Paulo y Río de Janeiro, siendo este último considerado por el Libro Guinness de los Records como el mayor carnaval del mundo, con más de dos millones de asistentes.

En el carnaval brasileño desempeñan un rol central las escolas de samba y los blocos, conjuntos muy elaborados de danza, música y canto, que desfilan por las calles (en Salvador) y en "sambódromos" (en São Paulo y Río De Janeiro). La música del carnaval es la samba (en San Pablo y Río de Janeiro), el axé (en Salvador de Bahía) y el frevo (en Recife y Olinda).

Chile
En Chile se celebran varios carnavales, principalmente en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta. En la actualidad, los más importantes son el Carnavalón, el cual es una ceremonia acompañada de música, bailes y frutos de la zona (los cuales prometen abundancia) para desenterrar de modo figurativo al Ño Carnavalón (símbolo de la alegría, la fertilidad y la fortuna).

Colombia
En Colombia destacan el Carnaval de Barranquilla y el Carnaval de Negros y Blancos, ambos declarados Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Los carnavales inician con un gran desfile de carrozas y disfraces, conocido como la Batalla de Flores. El Domingo de Carnaval, el acto central es la Gran Parada de Tradición (desfile de disfraces tradicionales).

Ecuador
El carnaval ecuatoriano es muy cultural y se celebra con agua, espuma de carnaval, talco, huevos y harina para pintarse la cara o cualquier tipo de pintura vegetal. Son famosas las coplas del carnaval con frases de humor y picarescas que se canta en grupos. El lugar más conocido de esta celebración es la ciudad de Guaranda, capital de la Provincia Bolívar, a 4 horas de la capital del Ecuador.

España
El Carnaval en España es una antigua celebración festiva documentada desde la Edad Media y con una rica personalidad propia a partir del Renacimiento, que ha quedado recogida en la literatura española y otras artes localizadas en diferentes pueblos españoles.

Como en el resto de los carnavales mundiales, supone una suma de diferentes fiestas paganas asociadas a las celebraciones cristianas. En casi todos los modelos de fiesta carnavalesca española tienen especial tradición el Jueves Lardero y el Miércoles de Ceniza (celebrado 46 días antes de Pascua de Resurrección).BELLEZA Y ALEGRÍA SON ¡El Perú y el mundo disfrutan de los carnavales!


ESPACIO PUBLICITARIOS

Video



Encuesta

¿Cree que el nuevo gabinete ministerial cambiará la gestión de PPK?


Lo más...

Archivo
Telf.: +51-51-369388, +51-51-327436 | Dir.: Jr. Lima Nro. 819-3er piso Cercado - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca.
CORPORACION DECANO ALTIPLANICO S.A.C. Diario Los Andes
Diseño y Desarrollo Web: G!