Hugo Chávez: muerte y resurrección de un líder popular


Votación: 175 votos

Escribe: Luis F. Vilcatoma Salas | Opinión - 07 mar 2013

“Ha muerto el hombre y nace el mito”, reza así una de las tantas frases que ha comenzado a circular con motivo de la reciente muerte del Comandante Hugo Chávez Frías, nuevamente electo Presidente de la hermana República Bolivariana de Venezuela.

Es que la muerte física de Hugo Chávez trasciende, a partir de este momento, al hombre de carne y hueso, al hombre físico; para convertirlo en el hombre mito, el hombre de la revolución bolivariana, el hombre histórico (el “hombre patria”, el “hombre nación” o el “hombre Venezuela” como ha dicho Piedad Córdoba en Colombia) que con su genio, carisma, pasión y voluntad indomable, supo convertir al pueblo venezolano en el sujeto de su propia historia.

Desaparece el hombre mortal, mortal como cualquiera de nosotros sujeto a las leyes naturales de la vida, vencido no sin una tenaz lucha por una enfermedad terminal, para resucitar el hombre inmortal en la idea colectiva suprema, el espíritu, la moral y la voluntad inquebrantable de un pueblo que ha recuperado su dignidad y su derecho a la libertad, la democracia, la independencia y la justicia como ningún otro pueblo en América Latina.

La oligarquía económica, política y mediática de Venezuela y del mundo capitalista, seguramente que no cesarán por algún tiempo de alegrarse por tan lamentable acontecimiento en la ilusión febril de recuperar el poder en la patria de Bolívar, como ya lo han intentado a lo bestia anteriormente con nula fortuna. El imperio norteamericano que alucina con la recuperación completa de su “patio trasero” latinoamericano, seguramente que ha comenzado a engrasar su vieja maquinaria intervencionista apelando en esta demencial aventura, a los cipayos de siempre, plumíferos a sueldo, aprendices de brujos y politicastros mendaces en cada nación y país (en el Perú tenemos muchos), que busca escribir su propia historia.

El escenario más inmediato donde la confrontación de clases en la Venezuela de Chávez se reavivará luego de su muerte física es el escenario de la lucha electoral que, según la Constitución Bolivariana, debe de darse para definir al sucesor presidencial de Hugo Chávez. Y, por la forma como se ingresa a este escenario, cuando la derecha venezolana había ordenado sus filas, por lo menos relativamente, con el candidato Henrique Capriles derrotado por Chávez; la ofensiva mediática nacional e internacional contra Chávez y el socialismo venezolano, y los problemas económicos suscitados en Venezuela por las dificultades de la economía mundial y aquellas producidas intencionalmente por el capitalismo económico en la República Bolivariana, todo hace vaticinar que la confrontación entre el proyecto de socialismo venezolano y el proyecto burgués de retorno a la situación anterior será más compleja y difícil pero no imposible, para el pueblo venezolano, de hacerse con un nuevo triunfo electoral y garantizar el desarrollo y la afirmación de un camino histórico propio con el apoyo de los pueblos del mundo. La globalización capitalista que internacionaliza sin fronteras de ningún tipo, hoy más que nunca, los intereses económicos y políticos de la burguesía conservadora, también internacionaliza los intereses de los pueblos del mundo por labrar independientemente su propio destino. En consecuencia, la lucha del pueblo venezolano por ser él mismo, es la lucha de todos los pueblos del mundo, como el pueblo peruano, que aspiran a ser ellos mismos mediante la construcción, por propia decisión, de una patria libre, soberana y desarrollada.

Dentro de las múltiples lecciones que se pueden obtener, hasta la fecha, de la experiencia venezolana conducida por Hugo Chávez Frías, se pueden destacar las siguientes:

a) Que es posible construir una nación y un país diferentes bajo el protagonismo histórico de un pueblo organizado, convencido y movilizado con sus propias utopías de transformación, en un mundo capitalista de enorme ideología y política neoliberales, dominante especialmente luego del colapso del “socialismo real”.

b) Que no hay un solo camino en la liberación social y nacional hacia el socialismo y, por lo mismo, en la superación de la “alienación” económica e ideológica que el hombre oprimido vive en la sociedad dominada por el capital; sino muchas formas que se elaboran y se construyen “sin calco ni copia” (Mariátegui), a partir de la propia experiencia de los pueblos del mundo, como la experiencia venezolana.

El tiempo de los formatos “revolucionarios” a lo, por ejemplo, “marxista leninista” staliniano senderista concluyó, porque los formatos, como éste o cualquier otro, impiden pensar los cambios sociales con cabeza propia y no deterministamente, dificultan analizar y explicar la realidad social en toda su complejidad, configuran dictaduras de partidos “comunistas” metamorfoseados en dictaduras personales que terminan ejerciéndose no contra la burguesía defenestrada sino contra el propio pueblo, y convierten el socialismo popular y vivencial en un socialismo burocrático caricaturesco que revive al Estado burgués con todas sus lacras de burocracia, centralismo, corrupción y de dominio gobernantes-gobernados.

El “socialismo del siglo XXI”, como así se ha venido denominando también al proyecto socialista creado por el “chavismo” venezolano, es el socialismo del “marxismo crítico” (si se trata de hablar de marxismo), sociológicamente plural, humanista, dispuesto a pagar el precio necesario para la consecución de los valores anhelados, con énfasis en la humanización de la vida y en la crítica al fetichismo y la alienación capitalista. Es el socialismo sueño de muchos revolucionarios latinoamericanos como Mariátegui y Martí premunido, como dice Javier Amadeo, con un marxismo “más denso, más colectivo, más libre (…) pleno de nuevas promesas en el periodo que comienza”, es decir un marxismo con nuevos lugares de producción donde se recupere la relación estructural de la teoría con la praxis inherente a las condiciones políticas de la época actual, en un horizonte ecomunitarista.



Opinión
Opinión Municipios sin presupuesto

En las últimas justas electorales un huayco de ofrecimientos ...

Humor Kusilladas Anchancho El Anchancho

¡Salud Juliaca! No importa que las siete plagas le hayan ...


Música andina y latinoamericana

Encuesta

¿Está de acuerdo usted con los rectores de las universidades que han creado la Asociación de Universidades del Perú (ASUP) para mantener las funciones de la (ANR)?


Lo más...

Archivo
E-mail: Telf.: +51-51-369388, +51-51-327436 | Dir.: Av. Floral 1128 - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca
GRUPO PUNORED S.A.C. Diario Los Andes
Diseño y Desarrollo Web: GrupoSistemas