Tráfico Ilícito de Drogas: causas, problemas y consecuencias

ESTADO NO PUEDE ERRADICAR EL TRASLADO DE ESTUPEFACIENTES



Escribe: ANA HANCO | Policial - 17 jul 2017

Puno y Juliaca son las ciudades con mayor índice de transportistas, según la Defensa Pública.


María sufrió los embates de la pobreza desde muy pequeña, por la prematura muerte de su padre, quien era el sustento de su casa. Por ello, siendo aún adolescente, tuvo que lidiar con el rigor de la vida y sacar adelante a su familia.

Quizás por eso recuerde hoy, con cierta tristeza, cómo inició en el turbio negocio del traslado de alcaloides desde el interior de la selva de Sandia. Y quizás por eso también, cuando ya es una mujer madura con cinco hijos, algo avergonzada, reconozca que cometió un grave error y que solo espera tener nuevamente un hogar.

“Me casé muy joven, no sabía lo que hacía; es cuando me vi envuelta con un hombre que se dedicaba al traslado de cocaína. Al inicio yo no sabía que él se dedicaba a eso, pero con el paso del tiempo me enteré y quise separarme de él, pero me amenazaba diciéndome que si él ‘caía’, yo iría con él. Por temor a los chantajes y las obligaciones que me impuso, terminé accediendo”, dice ahora.

Y luego añade, compungida: “Yo solo quería darles algo mejor a mis hijos, no quería que pasen por lo que yo pasé; una vez que estás adentro, ya no hay vuelta atrás. Tenía miedo por mi vida y la seguridad de mis hijos”.

Después, sumamente desconsolada y con lágrimas en los ojos, remata: “Solo quiero tener de nuevo a mi familia; es muy doloroso que te arranquen a tus hijos de tu lado, no saber qué hacen, si están enfermos o si necesitan algo; solo los veo una vez al mes, quiero estar con ellos, no quiero volver a pasar por esto”.

Pese a su dramatismo, el caso de María es uno de los muchos que se dan por necesidad económica. Y es que, en efecto, la mayoría de las personas que transportan alcaloides son de bajos recursos económicos, quienes son captados por organizaciones y utilizados como “Burros” o “burriers”.

Para el traslado de estupefacientes son generalmente utilizadas madres solteras, personas con enfermedad terminal, jóvenes que provienen de familias disfuncionales, quienes tienen problemas financieros.

“Varios de los burriers lo hacen con conocimiento, pero hay una gran cantidad de personas de bajos recursos económicos que muchas veces no saben y no tienen idea de lo que están llevando, porque la droga solo pueden detectarla las personas que trabajan en la comisión del delito”, dice Víctor Landa Farati, titular de la Defensa Publica y Acceso a la Justicia.

Esto es ratificado por el capitán PNP Yuri Rodrigo Borja Loza, de la DEPANDRO, quien refiere que los burriers casi siempre son personas de condición económica pobre. “Cuando se les pregunta a qué se dedican, nos dicen que son trabajadores independientes o agricultores”, enfatiza el oficial.

RUTAS
Según la Fiscalía Especializada de Tráfico Ilícito de Drogas (TID), el VRAEM es una zona de producción en donde el Estado ha ido combatiendo continuamente contra este flagelo, pero la producción de droga se da ahora también en otros lugares, como San Juan del Oro (Sandia), en la zona del perímetro del Parque Nacional Bahuaja Sonene, donde hay laboratorios clandestinos de Pasta Básica de Cocaína (PBC).

“Desde el VRAE se traslada la cocaína hasta Ayacucho, Andahuaylas, Cusco y Juliaca; otra ruta es por la costa, pasando por Arequipa y Juliaca, teniendo como destino final el vecino país de Bolivia; sale por Moho, Desaguadero y otras zonas”, explicó Manuel Castro Sánchez, fiscal provincial de TID.

TRANSPORTE
La mayoría de los traficantes de estos estupefacientes no pertenecen a la región, provienen de Ayacucho, Cajamarca y del interior de la selva el VRAEM; estos sujetos son detectados por su número de ubigeo, y por el sumo nerviosismo que presentan en las intervenciones; una vez detenidos, son interrogados e investigados para comprobar si verdaderamente se trata de burriers.

Existe un sinnúmero de modalidades de traslado de estupefacientes y cada vez se van renovando, pero en la región Puno la mayoría de los casos han sido en equipajes. “El último cargamento que se tuvo fue camuflado dentro de cilindros de plástico; fue la cantidad más fuerte que se ha encontrado de Clorhidrato de Cocaína: de 222 kilos en 214 ladrillos, y también encontramos droga en la estructura de una maleta”, señala el capitán de la DEPANDRO.

Asimismo, dice que las modalidades de transporte que se registran es en sacos que se utilizan para comercializar papa. En ello no hay novedad para transportar la droga, pero en los demás casos la DEPANDRO ha encontrado, dentro de los vehículos, dobles fondos.

SANCIONES
Según el Código Penal, está penada la fabricación o tráfico de droga con pena privativa de libertad no menor de ocho ni mayor de quince años, conforme al artículo 36°, incisos 1, 2 y 4.

El TID, tipo base, que se castiga con una pena no menor de 8 ni mayor a 15 años de cárcel, se da cuando la persona que la cometió está sola; no es grave por el número de agentes que intervienen en la comisión del delito o por la cantidad o calidad de la droga.

El abogado Efraín Zabaleta explica que se considera transporte agravado cuando son más los sujetos que trasladan los estupefacientes, o se trata de funcionarios públicos como policías o profesores, o si utilizan a menores de edad. Si transporta más de 20 kilos, ya se habla de TID agravado.

CIFRAS
El titular de la Defensa Pública se muestra sumamente preocupado por el gran índice de personas implicadas en el delito de transporte de droga: “Es alarmante este problema, que es creciente cada año que pasa; según las estadísticas que nosotros manejamos, en el 2015 hemos asumido la defensa de 120 casos, y el año pasado se ha llegado a 187 casos; este año, en tanto, ya se tiene 108 casos”.

Es preocupante que la mayoría de las personas que transportan droga sean de condición humilde. En lo que va de este año un total de 60 personas están con procesos en la modalidad de TID base, mientras que la participación de otros agentes como la policía, profesores, entre otros funcionarios del Estado, tiene un total de 40 procesados en la modalidad de TID agravado, tan solo en este año.

RECURSOS INSUFICIENTES
Las mafias de TID perciben millones y millones de soles que ningún presupuesto del Estado puede igualar para luchar contra estas organizaciones, porque no se cuenta con la logística ni los recursos suficientes. El presupuesto no es suficiente y uno de los principales problemas para erradicar este negocio es la corrupción, comenta Landa Farati.

“El tráfico ilícito de droga no es solo un problema de la policía, es también un problema social; si queremos hacer un desarrollo nacional, económico y legal como país, tenemos que apoyarnos todos para combatir este problema, no tenemos que esperar que empeore la situación”, añade por su parte Borja Loza, capitán PNP.

GENERA OTRO TIPO DE DELITOS
Luchar contra el TID es proteger la salud pública, pero la venta de drogas genera la alta incidencia de delincuencia e inseguridad ciudadana que está en aumento en los últimos años; se trata de un delito que engloba una serie de transgresiones como homicidios, trata de personas, extorsión y otros daños colaterales.

El TID, en efecto, es un flagelo no solo para la familia, si no para la sociedad entera; es por ello que a nivel mundial se está luchando contra la venta y traslado indiscriminado de estos estupefacientes.


ESPACIO PUBLICITARIOS

Video



Encuesta

¿Cree Ud. que la compra de oro por el BCR ayudará a la formalización?



Archivo
Telf.: +51-51-369388, +51-51-327436 | Dir.: Jr. Lima Nro. 819-3er piso Cercado - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca.
CORPORACION DECANO ALTIPLANICO S.A.C. Diario Los Andes
Diseño y Desarrollo Web: G!