Policía coimero ya duerme en la cárcel



Escribe: Germán Cari | Policial - 27 jul 2018


“Te vuelvo a intervenir acá y no es mi problema, no tomen mi nombre, no digas que soy corrupto. Vuelves a caer acá o en cualquier otro lugar u otra comisaría, ya es tu problema; acá nunca te hemos intervenido, nunca”, fue la amenaza del policía Saúl Edilberto Melgar Mamani, luego de que le pidiera una coima de 2 mil soles a un poblador de Zepita que conducía una moto sin placa de rodaje.

En la audiencia llevada en la víspera, desde las 14:30 horas, en el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios, la Fiscalía Anticorrupción solicitó nueve meses de prisión preventiva para los tres policías identificados como Ruddy Bladimir Pari Carcausto, Saúl Edilberto Melgar Mamani y Rosell Gamarra Condori, los mismos que le habrían pedido una coima de 2 mil soles al poblador identificado como P.M.M. (43).

En dicho acto, a fiscalía dio detalles de cómo se suscitaron los hechos el último martes en la comisaría de Zepita. Según el agraviado, ese día, luego de dejar a sus menores hijos en su escuela, procedía a retirarse a su vivienda, pasando por las inmediaciones de la comisaría de Zepita.

En el lugar habría sido intervenido por cinco policías, quienes realizaban un operativo. Ellos, al intervenir al poblador y al revisar su moto, que no tenía placa de rodaje, le dijeron en el acto que la unidad era robada.

Es así como los agentes lo llevan a él y a su unidad hasta las instalaciones de la comisaría. Ya en de la oficina de guardia, el agraviado llamó por teléfono a su esposa, contándole que había sido detenido. Fue entonces que el policía apellidado Melgar Mamani le dijo: “cómo quieres solucionar”, a lo que él contestó: “No tengo nada”.

Luego de que su esposa llegara a la comisaría, Melgar Mamani –que había salido afuera a conversar con sus otros dos colegas–, levantando los dos dedos le dijo: “Dos mil”. La pareja del agraviado sacó 500 soles de su atado, que fue entregado a Melgar Mamani, quien no contentó con este monto le pidió 500 soles más.

Ella, entonces, decidió ir a prestarse dinero a la vivienda de su madre.

Al regresar a la comisaría, solo le entregó 300 soles al mismo policía, quien amenazando al poblador dejó que saliera de la dependencia policial.

Tras su liberación, el poblador habría acudido hasta una notaría, donde luego de consultar a un abogado, se trasladó hasta la fiscalía de la provincia de Desaguadero, a fin de entablar una denuncia contra los agentes.

Al finalizar la audiencia, se supo que el policía Saúl Edilberto Melgar Mamani, quien fue aparentemente el principal autor del delito de cohecho pasivo propio en el ejercicio de la función policial, fue sentenciado a siete meses de prisión preventiva, mientras duren las investigaciones del caso.

En tanto, los otros dos agentes involucrados en este hecho, Bladimir Pari Carcausto y Rossel Gamarra Condori, recibieron comparecencia restringida, es decir, que afrontarán la investigación en libertad.


ESPACIO PUBLICITARIOS

Video



Encuesta

¿Está usted de acuerdo con el proyecto de remodelación de la Plaza de Armas de Puno?



Archivo
Telf.: +51-51-350775, +51-51-327436 | Dir.: Jr. Cajamarca Nro. 274 - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca.
CORPORACION DECANO ALTIPLANICO S.A.C. Diario Los Andes
Diseño y Desarrollo Web: G!