La mariposa mundial y Gamaliel Churata



Escribe: José Luis Ayala | Opinión - 29 dic 2012


He tratado de hallar una palabra que me permita empezar a escribir este texto y la única que he hallado es: asombro. Pero además y después de meditar adecuadamente, llegó la palabra: descolonización. ¿Por qué? Cuando se publicó hace 25 años (1987), la segunda edición de El pez de oro, cuyo autor es Gamaliel Churata, la prensa criolla, achorada, hispana y limeña no hizo comentarios ni a favor ni en contra. Sin embargo, le debo a Ricardo González Vigil una aclaración. Fue el único crítico que comentó ese acontecimiento, ese año, en el diario El Comercio de Lima. Se trata de un texto que revaloriza la importancia y actualidad de Churata. Con ocasión de la presentación del El pez de oro (2011), tanto en el Centro Cultural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y en la Casa de la Literatura, pude conseguir me obsequiara una copia de sus textos.

Digo asombro porque desde que José Varallanos escribió un comentario apenas le llegó un ejemplar de El pez de oro, en 1959, nadie más escribió en el Perú un ensayo amplio inteligente ni crítica literaria. Apenas como el ingeniero José Luis Lescano Rivero, entonces presidente de CORPUNO (Corporación de Fomento y promoción Social y Económica de Puno), me hizo saber que se publicaría El pez de oro, busqué a Alberto Tauro del Pino, Jorge Pucinelli, Alfredo Torero y Antonio Cornejo Polar, para que escribieran el prólogo. No había que hablar con Luis Alberto Sánchez, que había maltratado a Churata, afirmado que había escrito un libro oscuro e incomprensible. Menos a Augusto Tamayo Vargas, Alberto Escobar y Washington Delgado, que consideraban a Churata nada digno de representar a una corriente literaria peruana. Yo fui alumno de ellos en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, de modo que hablo con propiedad y conocimiento de causa.

Pero fue Antonio Cornejo Polar que me persuadió estudiar, leer y escribir un ensayo sobre Churata, por provenir de la misma “cantera cultural y literaria”. Las palabras de Cornejo fueron fulminantes, estaban dirigidas a un escritor que como dijo: “No tiene necesidad de recurrir a la cultura oficial”. Sin embargo, no estaba preparado para escribir un prólogo, por lo que recurrí a poner el texto de Luis E. Valcárcel a modo de prólogo. Apenas como el II Festival del Libro Puneño circuló, cuya colección consta de VI tomos, en Puno recibí ataques y diatribas graves como ofensas innecesarias.

La incipiente crítica literaria ejercida en Lima como en Puno, dos ciudades atrapadas en una insoportable mentalidad colonial, no solamente fue cruel sino adversa y amarga. Ahora se puede hablar de un cambio de actitud y criterio, por eso es que acudo a la palabra asombro. Quienes criticaron cuando se publicó El pez de oro, ahora no son nada ni nadie. Escribir sus nombres sería hacerles un favor que nunca agradecerían. Pero todo se explica en la medida que vivimos un tiempo de descolonización de las ideas dominantes y el canon universitario ha sido seriamente cuestionado.

Así, las palabras asombro y descolonización van de la mano. Y es como también se explica por qué Churata ha sido no solo recuperado de la “fosa común del olvido” (frase de Ernesto More), sino que otra generación de críticos tiene ahora una distinta forma de leer y explicar el discurso churatiano. No me olvidaré nunca lo que sucedió en La Paz (Bolivia), a nuestro regreso de Potosí con ocasión de realizar un homenaje en el Centenario del Nacimiento de Churata. El embajador del Perú nos invitó a Manuel Pantigoso, Iván Rodríguez Chávez, rector de la Universidad Ricardo Palma, para departir una cena diplomática literaria.

Siendo el embajador del Perú un narrador culto, diplomático y amigo, en medio de la conversación dijo: “A mí no me dice nada el escritor al que han venido a rendirle homenaje, aquí y en Potosí”. Nos miramos asombrados, desencantados y francamente se nos quitó el apetito. Pero había que entender que Churata estaba por encima de esa anécdota. Luego la Universidad Ricardo Palma invitó a Ángel Torres, Héctor Borda Leaño y a Wilson Mendieta Pacheco para que hablaran acerca de Churata en Bolivia, la prensa criolla limeña no hizo ningún cometario.

Por eso, leer La mariposa mundial. Revista de Literatura 2012 No: 19/20. Editorial Plural, bajo la dirección de Rodolfo Ortiz O, editada en La Paz (Bolivia), no solo significa un aporte para esclarecer la genial obra literaria de Gamaliel Churata, sino que además permite aseverar que finalmente un escritor peruano exilado en Bolivia y despreciado en el Perú, ha ganado la dura batalla al tiempo y sus retractores. Francamente me alegra leer a Aldo Medinaceli, releer a su abuelo Carlos, escuchar lo que dicen Elizaberth Monasterios, Omar Rocha Velasco y Alan Castro Riveros, quienes tienen distintas opiniones, pero que sin embargo convergen para emprender una cruzada y explicar a Churata desde nuevas perspectivas literarias.

Pero sería injusto no referirme a la presencia de Reynaldo Jiménez, Andrés Ajens, Rodolfo Ortiz, y Omar Rocha Velasco. La separata “Morgue y otros poemas” de Gottfried Benn con la presentación de Rodolfo Ortiz, es realmente extraordinaria. Así, la publicación de La Mariposa Mundial. Revista de Literatura 2012 Nro: 19/20, es una muestra de la capacidad creadora de una nueva generación de escritores bolivianos con una mentalidad que cuestiona el elitismo, la argolla y el pensamiento colonial.

La Mariposa Mundial. trae textos importantes como el discurso de Estrella Peralta Castro, con ocasión de la presentación de El pez de oro, en el Congreso de la República del Perú, el mismo que fue leído por Marcela Pérez Silva, entonces esposa del comandante Tomás Borge y ahora su viuda y embajadora de Nicaragua en el Perú. Tomás Borge, gran poeta, buen narrador, ejemplar guerrillero y diplomático valiente, dejó de existir dejando un gran recuerdo entre los escritores peruanos. En esa ocasión el congresista Yony Lescano Ancieta, pidió perdón a la memoria de Gamaliel Churata, toda vez que el Perú oficial lo encarceló, saqueó su biblioteca y amenazó de muerte, por lo que tuvo que exilarse en La Paz (Bolivia), durante más de treinta años. Fue un hecho sin precedentes que un Estado nación pida perdón a un escritor, eso no ha sucedido nunca en la historia de cultura literaria de América.

Estrella Peralta Castro y su hermano Amarat Peralta Gallardo, estuvieron en Lima en el año 2010 después de visitar La Paz y Puno. En esa ocasión, fueron informados que el abogado Pedro Bustamante Aragón, sobrino nieto de Arturo Peralta Miranda, poseía una caja que contenía los originales de varios libros. Pese a las gestiones que hasta ahora han hecho y hablado con todos los recursos diplomáticos que se requieren, lamentablemente no han podido recuperar nada de nada. Estrella y Amarat Peralta entonces han decidido hacer las últimas gestiones dentro de la razón y parentesco. Pero Pedro Bustamante Aragón se ha puesto duro, sordo, esquivo, jugador, mudo, invisible y contesta cartas notariales con evasivas. En fin, Riccardo Badini no tiene más originales de Churata, salvo una síntesis teatral de Resurrección de los muertos y un conjunto incompleto de un libro de poemas.

De modo que el año que viene será decisivo para recuperar o no las obras completas inéditas de Churata. Recibí cartas de Estrella, Amarat y Fedor para recoger las obras completas inéditas de Churata, pero Teófano, así enfermo como estaba aunque ya no podía hablar se opuso tenazmente. Se valió de silbidos para pedir auxilio cuando precedí a señalarle que sus hermanos me habían encomendado recoger los inéditos. Mina Peralta Tresierra y yo, no pudimos vencer a Teófano; al contrario, me prohibieron que volviera a visitar a Teófano, hasta que lo volví a ver, muy deteriorado, en la casa de Hélida Jurado, en una vivienda modesta pero llena de humanidad y ternura, en el distrito de Breña.

Alguna vez escribiré acerca de Hélida Jurado, de su infinita ternura para cuidar a Teófano, sobre todo de la vía de Churata llevando a Teófano en una silla de ruedas, pero siempre tuvo la asistencia de sus hijos. Y ocurrió que Teófano se enamoró estando muy enfermo de una señorita que también sufría de una enfermedad incurable. Los padres al saber que eso ocurría, se vieron en la obligación de retirar a su hija del albergue. Las cartas de amor de Teófano son inmensamente tiernas y dolorosas. Durante muchos años, Estrella mensualmente giró cheques en dólares para mantener a su hermano con un adecuado tratamiento médico y una vivienda digna, hasta que cuando hizo un viaje a Lima se enteró que una tía suya, jamás pagó la pensión de su hermano. Además de trasladarlo a otro albergue, tanto la madre como el hijo se llevaron todos los inéditos de Churata.

En fin, La Mariposa Mundial. Revista de Literatura 2012 Nro: 19/20, sin duda es una de las revistas literarias más importantes de América Latina. Como dice Rodolfo Ortiz: “La Mariposa Mundial posee el don de la ubicuidad. Puerta abierta, un antro. Si hacemos suyas las palabras de Lezama Lima, diría que durante el día nunca tuvo pasado, pero en sus vuelos nocturnos siempre fue milenaria. Pero fue con cierto matiz: petrificada en alguna esquina oscura de su habitación, le cupo mirar los más íntimo y lo más distante, como corresponde a las mariposas nocturnas o taparakus (1) que se respeten”. El vuelo está en la imaginación y palabra haladas de sus colaboradores. Larga vida a la mariposa maravillosa.



1 comentarios

  • edwin sábado 29 de diciembre del 2012 a las 08:51

    Siempre es oportuno y causa admiración, respeto, y porque no agradecimiento, a Jose Luis Ayala, mas alla de las mezquindades mundanas,el saber de Churata es una tarea de pocos y de muchos. A este vituperado, lingoneado escritor Puneno,por esos limenitos, que se creen superiores en una nación pluricultural, desdenaron el Más » talento de Chuarata. Hoy reconocido en el Mundo, Espana, Mexico, Argentina, Bolivia, Italia, francia, etc, etc. Entonces Jose Luis, hay que darle mas trascendencia, pero instuticonalizada, participacion de las Universidades, ponencias internacionales, re edicion de libros,un Instituto Cultural denominado Gamaliel Churata, etc y no palabras rimbonbantes u oportunistas de Lescano, que ahora resalta la obra de Churata, creemos que personas como tu deben liderar esta gesta, mas alla de las diferencias que tenemos los punenos y que ya son propias e inherentes a nostros. Felicitaciones


ESPACIO PUBLICITARIOS

Video



Encuesta

¿Está usted de acuerdo con el proyecto de remodelación de la Plaza de Armas de Puno?



Archivo
Telf.: +51-51-350775, +51-51-327436 | Dir.: Jr. Cajamarca Nro. 274 - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca.
CORPORACION DECANO ALTIPLANICO S.A.C. Diario Los Andes
Diseño y Desarrollo Web: G!