Cineasta puneño: Traspasando la ficción


Votación: 203 votos

Escribe: Shirley Rodríguez | Sociedad - 03 ene 2014

El puneño Oscar Quispe Catacora, logró muchos reconocimientos a sus 26 años que lo perfilan como un prometedor cineasta nacional. El 11 de diciembre de 2013 fue reconocido por el Ministerio de Cultura en el “Concurso Nacional de Cinematografía”, realizado en la Ciudad Imperial, Cusco, donde ocupó el primer lugar por unanimidad de los jurados y fue premiado con 400 mil soles por su proyecto “Wiñaypacha”.


Oscar Quispe Catacora nació el 18 de agosto de 1987 en la comunidad de Huaychani, distrito de Ácora (Puno), es hijo de dos campesinos; a la edad de 7 años empezó a vivir y trabajar solo por problemas familiares. A los 8 años adquirió su primer televisor, el que despertaría entonces su pasión por el cine.

A los 11 años Oscar comenzó a vivir con su tío Tito Catacora, con quien comparte la misma pasión por la cinematografía y quien lo apoyó desde el momento en que iniciaría sus ideales. “Compartí mis fobias y alegrías; él me acompañó desde el primer cortometraje, nunca estuve solo, él fue mi productor; hablar de cine en aquellos años era una locura, estaba muy lejos de la realidad, pero mi tío apoyo mi sueño”, refiere Oscar Quispe.

Relata que en el colegio vio por primera vez una cámara filmadora con la que entrevistaban a uno de sus profesores y luego la vio en televisión; fue entonces cuando quedó deslumbrado con las cosas que se podían transmitir a través de una filmación.

Cuando cursaba el tercero de secundaria, ya sentía pasión por el cine y quería producir películas; fue entonces que decidió convertirse en un autodidacta de la cinematografía descubriendo los secretos más resaltantes.

Para el año 2005, con 7 minutos de producción, Quispe Catacora realizó su primer cortometraje llamado “Osquitar´s Way”, inspirado en la película de Brian de Palma. Oscar se identificaría con el personaje conflictivo, consigo mismo que quería hacer el bien pero todo le salía mal. El cortometraje contó con la participación de diez personas que actuaron de distintos personajes en el corto, el mismo que posteriormente fue editado en una cabina de internet.

“Hubieron muchas dificultades al comenzar; por ejemplo, no había internet, cámaras, no sabíamos editar, pero aún así nos enrumbamos a grabar luego ya teníamos todo grabado pero no teníamos una computadora para editar y fue así que editamos en una cabina de internet, pero obtuvimos algo lindo”, narra el puneño.

En octubre del mismo año, bajo el seudónimo de Oscar Catacora realizó el cortometraje “Imperdonables” y posteriormente produjo los cortometrajes: “Destino”, “Una Historia Violenta”, “Lo Último del Sicario”, “Soledades Tiempo de Morir”, “El Sicario”, “Misterio de Mujer”, “Ingeniería en las Culturas”. El documental “Originarias”, “Grito Sagrado” y su mediometraje “Tierra de Nadie”.

En el año 2007 realiza un mediometraje experimental llamado el “Sendero del Chulo”, que narra la historia de un hombre atrapado por su pasado delictivo; 45 minutos de producción grabado en locaciones puneñas. Oscar Catacora interpreta el personaje principal. El film participó en concursos al interior del país como: I festival de Cine Andino - Arequipa, I Festival de Cine Juliaqueño 2008 y dos presentaciones en el Centro Cultural CAFAE - Lima en 2009 y 2012.

Al culminar sus estudios secundarios, en 2009 ingresó a la Universidad Nacional del Altiplano a la Escuela Profesional de Arte, especialidad de Teatro, impulsado por la actuación, teatro y arte; que más adelante se plasmaría en parte de su formación. Sin embargo dejó la carrera cursando el octavo semestre por problemas políticos internos dentro de la misma.

Se enlistó en el Ejército Peruano e hizo su servicio en Challapalca. “Lo que aprendí dentro del Ejército es la humildad, la disciplina y a valorar a la familia. He avanzado con perfil bajo, he obtenido varios premios y reconocimientos a nivel local pero nunca lo dije porque la humildad es la que nos acompaña a lo largo de nuestra carrera”, dice Oscar Catacora.

Ya en 2011 ingresó a Ciencias de la Comunicación Social en la UNA, gracias a los consejos de uno de sus amigos y con el propósito de especializarse en producción audiovisual en esta carrera, además con la referencia de que egresados de Comunicación habían realizado producciones, como el Misterio del Kharisiri del director puneño Henry Vallejo.

“Cuando estudiaba Arte los chicos de Comunicación me llamaban para actuar en los cortometrajes, luego producimos cortometrajes en donde yo mismo actué; en ese entonces leía mucho porque apareció en internet un director de cine que decía que la mejor escuela que uno tenía es hacer sus propias películas y para escribir mejor uno mismo tiene que actuar; esto me ayudó a entender al actor. No puedes exigirle a un actor que haga lo que tú no puedes hacer, no puedes gritarle a un actor, me ayudó a dirigir una producción”, detalla.

Durante los años 2008 y 2012 laboró en la productora Cine Aymara Studios donde se desempeñó como guionista, actor, productor y director de fotografía, en las películas como “Corazón Salvaje” producida en 2010, al año siguiente el mito de la “Leyenda del Condenado”, posteriormente el año 2012 participa como asesor cinematográfico en la producción “La Maldición del Pagachi”, estrenada en 2013.

Para abril de 2013 se ve motivado a dirigir su obra ópera prima que lleva por título “Revolución, el último inca”, inspirada en la rebelión de 1780.

Su esfuerzo ha sido reconocido por importantes medios de comunicación nacionales como el diario El Comercio, La República e incluso en la revista Vela Verde. Asimismo en diarios virtuales como la mula.pe, haciendo mención a su importante trabajo cinematográfico.

“En Puno no hay apoyo a las producciones filmográficas por parte de las instituciones o por empresas privadas. Cuando uno logra algo recién las autoridades quieren colgarse; hace poco me sucedió que quisieron darme el honor de hijo ilustre de Puno y no acepté, prefiero avanzar con perfil bajo y cuando logre algo grande hablar con motivo”, refiere Oscar Catacora.

El 11 de diciembre de 2013 el Ministerio de Cultura, a través de la Dirección del Audiovisual, la Fonografía y los Nuevos Medios, realizó el “Concurso de Proyectos de Obras de Largometraje de Ficción Exclusivo para las Regiones del País 2013”.

El jurado compuesto por Joanna Lombardi, quien presidió en calidad de guionista; el realizador Raúl del Busto y el crítico Héctor Turco, declaró ganador por unanimidad entre 9 participantes al proyecto “Wiñaypacha”, del cineasta puneño Oscar Quispe Catacora, haciéndose acreedor a 400 mil soles.

Los jurados hicieron mención al trabajo cultural, social y artístico del proyecto original y el aporte al desarrollo de la industria cinematográfica, por ser una historia sensible del mundo andino; pero sobre todo universal, profunda y poética sobre la vida y la muerte; “Wiñaypacha” sostiene una mirada íntima de dos personajes entrañables al irremediable paso del tiempo.

Wiñaypacha (tiempo eterno) narra la vivencia del hombre del ande más olvidado de la sierra, la historia de dos ancianos que ven el paso del tiempo alejados en el campo y esperando a su hijo que nunca llega. “No pensé ganar este premio, mi meta era cumplirlo a los 30 años; para muchos lograr este proyecto es el máximo, pero hay que seguir para adelante”, asegura convencido Catacora.

La suma de dinero que ganó Oscar la invertirá en rodar la película “Wiñaypacha” este año y se espera que sea estrenada el año 2015, con miras a poder participar en concursos internacionales.

“Es un proyecto minimalista, me inspiré en una etapa de mi vida muy bonita, a pesar de que yo nací en una zona campesina mis padres me enseñaron a hablar castellano y a los 5 años me fui a vivir con mi abuela a la zona alta de Ácora, ya que se sentía sola, ella sólo hablaba aymara; vivimos (...) Comprendí muchas cosas ahí, como valorar la vida y ahora le temo mucho a la vejez”, relata Oscar.

“Me gusta el cine asiático, el cine minimalista, no me atrae tanto el cine pomposo con efectos especiales, sino el más tradicional donde uno se da más tiempo para poder comprender la esencia de la vida, cuál es el objetivo del hombre en la tierra; no estoy muy orientado al cine comercial. Para mí un ejemplo es Akira Kurosawa”, asegura Catacora.

“Quiero lograr este sueño, convertirme en cineasta; ahora soy un aficionado pero no un cineasta y creo que estoy a punto de lograrlo. Para todas las personas que tienen sueños tenemos que perseverar mucho en el camino, me dijeron que no lo lograría (...) No podemos dejarnos vencer si queremos lograr algo, la constancia y la disciplina”, finaliza convencido.


ESPACIO PUBLICITARIOS

Video



Encuesta

¿Está usted de acuerdo con el proyecto de remodelación de la Plaza de Armas de Puno?



Archivo
Telf.: +51-51-350775, +51-51-327436 | Dir.: Jr. Cajamarca Nro. 274 - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca.
CORPORACION DECANO ALTIPLANICO S.A.C. Diario Los Andes
Diseño y Desarrollo Web: G!