La universidad es lo que publica



Escribe: Boris Espezúa Salmón | Educación - 11 oct 2009


Con este lema, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, caracteriza toda una etapa que viene transcurriendo en la edición de sus libros, que llegan a más de un centenar de textos en todas las ramas de las ciencias sociales, sólo en los últimos tres años, donde podemos ver por ejemplo la Historia Económica del Perú de nuestro paisano Emilio Romero, a través del Fondo Editorial creado para este fin. La Pontificia Universidad Católica del Perú por su parte hace muchos años ya, ha emprendido esta actividad de editar libros como parte de sus actividades académicas permanentes, como también lo tiene la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, la Universidad Particular San Martín de Porras, y en provincias la Universidad Católica Santa María de Arequipa y recientemente la propia Universidad Nacional de San Agustín. Ello se ha podido evidenciar en la última Feria Internacional del Libro realizado en la ciudad de Arequipa que acaba de culminar, allí cada una de éstas universidades tenían un stand de libros donde se ofrecía lo que produce cada una de dichas universidades, siendo una de las mejores la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, por la calidad y originalidad de sus libros y por el costo reducido de sus textos.
Sin embargo, todo lo que señalamos es para vernos a nosotros, en nuestra región sureña y saber que no tenemos producción intelectual en forma orgánica, como para que podamos decir de la Universidad Nacional del Altiplano y la Universidad Andina Néstor Cáceres Velásquez poseen producción intelectual, ya que al parecer es poco lo que puede ofrecer Puno en forma institucional, el trabajo de sus docentes y estudiantes realmente da mucho que esperar. Y ello se debe a que no existe una política de publicaciones, que tiene como raíz la poca investigación, que es allí donde estamos fallando, y que es por ese lado que nos estamos rezagando, y por lo tanto también rezagamos a la región de Puno. No nos salvan los casos aislados de sacar a luz una revista cada año, o de editar de manera aislada textos, que por las condiciones de su edición no resultarían competitivos, lo que refleja nuestra improvisación, y poca voluntad que a través de nuestras autoridades es necesario plantear el asunto en serio y encauzar un tratamiento responsable de lo que debe hacer nuestra universidad hacia la comunidad.
Con mucho pesar hemos tomado conocimiento a través del diario La República hace una semana atrás que las universidades a nivel nacional reciben el 20% del canon minero que se les otorga a las regiones, y que de dichos montos no son utilizados en proyectos de investigación, sino en infraestructura y otras de menor importancia, en el caso de las universidades de Puno les ha tocado el monto de S/. 7’14.820 millones de soles de los cuales se ha invertido el 19.9% por lo que uno se pregunta por qué no se apoya a la investigación? Si ahora no se puede decir que no hay recursos, ahora no se puede señalar que el problema es logístico, razones que antes eran determinantes para ya no insistir en el apoyo que no se daba a la investigación; sin embargo, ahora que no hay excusas para que no se implemente verdaderamente una política universitaria de emergencia en la investigación que necesita nuestra Región, más aún cuando no se hizo antes, y que esperan la comunidad puneña que se proyecte a la sociedad con verdaderos aportes en todos los campos para propiciar el desarrollo que ansiamos.
Se dice que no hay proyectos en general, incluidos los de investigación, y no solamente a nivel universitario, sino a nivel de las instituciones públicas, Gobierno Regional, Sectores, Municipios, se habla que se devuelve el dinero al Ministerio de Economía a falta de dichos proyectos, es por lo tanto absurdo que no se incentive la investigación superior científica, filosófica en un medio donde clamorosamente se requiere avanzar para salir adelante.
Por lo tanto urge que la Universidad Nacional del Altiplano y la Universidad Andina Néstor Cáceres Velásquez, puedan seguir los pasos de universidades como la San Marcos que de ser una universidad estatal con muchos problemas como los que se tiene en nuestra región, hagan estos esfuerzos encomiables de elevar como prioridad la investigación, el rescate de nuestros clásicos en el pensamiento nacional, y de fomentar nuestra riqueza cultural en todos los campos, es lamentable ver a destacados cultores de nuestras artes como Oscar Chaquilla, Américo Valencia, Walter Rodríguez que puedan estar suplicando un auspicio para editar sus trabajos, que a no dudarlo serían de calidad garantizada y de significativo aporte a la cultura puneña. Ahora por otro lado si vemos que en el caso de muchas universidades como la Pontificia Universidad Católica de Lima, Universidad Nacional Mayor de San Marcos y recientemente la Universidad Católica de Santa María de Arequipa, a través de sus propios estatutos han implementado hace ya algunos años, la designación de docentes investigadores que se dedican exclusivamente a investigar dejando de lado la cátedra, es porque han apostado a tener un despegue en este rubro de la investigación.
En el caso de nuestra Universidad Nacional del Altiplano de manera similar se tiene en nuestro estatuto universitario que entre las categorías de docentes además de los auxiliares, asociados, principales están los docentes investigadores, ésta clasificación que se halla normada debiera implementarse a través de un reglamento, donde se establezcan ciertas condiciones como que el docente haya demostrado abocarse a la investigación, tener la condición de ordinario y que responda sobre sus avances, de este modo, como ocurre en otras universidades los docentes por un tiempo determinado de uno o dos años, podrían producir trabajos aportativos para el desarrollo regional y nacional, éstas iniciativas son provechosas para todos, sobre todo para la comunidad regional que espera con casi cierto desencanto el cambio de nuestra universidad, esperando que sus autoridades, los entes rectores como el Consejo Universitario vean con prioridad un tema nuclear como es la investigación, y la necesidad de un verdadero fondo editorial, para ser socialmente lo que producimos.
No se quiera entender que las causas por las que se lucha en estos días sobre el cumplimiento de un tramo del proceso de homologación no son importantes, si lo son, y es cierto que no hay que exigirle al gobierno el cumplimiento de la Ley, y en esa línea no debemos perder el aliento. Sin embargo, desde nosotros mismos, teniendo el recurso del canon minero, y utilizando mejores estrategias inteligentes, del insumo real que tenemos los docentes que es el conocimiento, podemos como lo hacen otras universidades producir conocimientos, y a través de ello lograr mejorar nuestra condición económica, con las regalías de nuestro trabajos de investigación publicados, a través de porcentajes de ganancia que puede generar la venta de los textos, que es otro ingreso que debidamente planificado es posible mejorar los ingresos de los docentes, y no siempre estar viendo y esperando la buena voluntad del gobierno central. La palabra lo tienen nuestras autoridades, la docencia universitaria y nuestros estudiantes, para decidir crucialmente y de manera oportuna una posibilidad de reivindicarnos socialmente y de contribuir al desarrollo de nuestra región.



1 comentarios

  • juan domingo 11 de octubre del 2009 a las 15:23

    Muy bueno el articulo del Abog. Boris Espezua; sin embargo es necesario indicar que para producir textos de nivel competitivo se requiere de docentes universitarios de primer nivel, eso implica que primero se debe priorizar la capacitacion docente a nivel de maestria y doctorado, pero con estudios de nivel, ya Más » basta de tolerar estudios de posgrado de fin de de semana como los que propicia la UNSA, UNFV, la misma San Marcos, que han mercantilizado la formacion de posgrado, debemos apoyar las iniciativas para capacitar a los docentes de la UNA en el extranjero con estudios de tiempo completo, en ese sentido la UNA puno al menos tiene ese merito y los resultados se veran en el mediano plazo, pero la UANCV no ha avanzado nada en ese aspecto, una llamada de atencion para sus autoridades para que empiecen a preocuparse por la formacion de primer nivel de sus docentes.


ESPACIO PUBLICITARIOS

Opinión
Opinión El analfabetismo político en el Perú

El Perú es un país en el cual, históricamente, no ...


Video



Encuesta

¿Hay políticas regionales para resolver la inseguridad?



Archivo
Telf.: +51-51-369388, +51-51-327436 | Dir.: Jr. Lima Nro. 819-3er piso Cercado - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca.
CORPORACION DECANO ALTIPLANICO S.A.C. Diario Los Andes
Diseño y Desarrollo Web: G!