Malversación en la Planta de Reaprovechamiento de basura



Escribe: Dina Aguilar | Regional - 19 jul 2018

Malversación en la Planta de Reaprovechamiento de basura
Malversación en la Planta de Reaprovechamiento de basura

Según Isaac Mayta Pérez, regidor de la Municipalidad Provincial de San Román, la implementación de maquinarias para la construcción de una Planta de Reaprovechamiento de los Residuos sólidos en el botadero de Chilla, no tuvo ningún beneficio para la población. Por el contrario: generó un tenso conflicto social, mientras que las máquinas adquiridas están abandonadas y oxidándose.

En ese sentido, pidió que se realicen las investigaciones del caso. El Órgano de Control Institucional (OCI), dijo, debe intervenir inmediatamente.

ADQUISICIÓN
El 28 de octubre del 2016, bajo el órgano encargado de contrataciones en la adjudicación simplificado N° 047-2016 de la Municipalidad Provincial de San Román Juliaca, se vio el caso de la adquisición del silo de residuos sólidos valorizado en 24 mil 500 soles y la faja transportadora, a un costo de 133 mil 500 soles, en contrato con la empresa Tecno Metal. El monto total asciende a 158 mil soles.

El 17 de noviembre del mismo año, se hizo la adquisición de la máquina lavadora de plásticos a 18 mil soles; prensadora de plásticos y papel, a 40 mil soles; y picadora de PET, caucho y lata a un monto de 19 mil soles. Este contrato se hizo con el consorcio Cerviplas Perú, por un total de 77 mil soles.

PROBLEMAS
La instalación de todo esto, en el botadero, no tuvo la autorización de los pobladores del sector de Chilla.

“Para la implementación de la Planta de Reaprovechamiento se requiere un terreno de relleno sanitario, además de la autorización del Ministerio de Ambiente y los mismos lugareños de Chilla, pero no se hizo coordinación”, relata Claudio García Choqueluque, presidente del Frente de Defensa del Centro Poblado de Chilla.

Sin embargo, máquinas como la faja transportadora, picadora de PET y caucho, además de otros componentes, se instalaron y entraron a prueba por unos días en el botadero de Chilla. Debido a las quejas de los pobladores del sector, que arguyeron que con las máquinas se promovería la aparición de enfermedades diversas, todo fue abandonado inmediatamente, revela ahora el regidor Isaac Mayta.

“En el año 2016 se compraron las cinco máquinas, que estarían valorizadas a 235 mil soles. Fue una malversación de fondos económicos, considerando que actualmente están en inoperatividad, encontrándose abandonadas bajo el sol y la lluvia en la urbanización Casuarinas, en la salida a Cusco de Juliaca”, dijo el concejal.

DENUNCIA
Asimismo, indicó que en enero pasado se presentó la denuncia al OCI, que emitió una respuesta al respecto un mes después, pero solo refiriendo que ya están en conocimiento del caso y que, al derivarse el mismo al Ministerio Público, los funcionarios de esta entidad -previa investigación- dispondrán sanciones para los funcionarios ediles responsables de la malversación de 235 mil soles.

“El alcalde Oswaldo Marín Quiro, Ismael Rodríguez Apaza (era gerente municipal), además de funcionarios como Edgar Mamani Luque, ex subgerente de Limpieza Pública, son los responsables y deberán explicar por no están funcionando estas máquinas que se compraron con el dinero de los juliaqueños, y qué pretenden hacer con las máquinas que están ya oxidándose”, añadió Mayta Pérez.

Para adquirir estas máquinas, añadió, los citados funcionarios debieron presentar un plan de trabajo.
“Hemos solicitado que nos den el plan, pero no nos lo dan. Eso evidencia que no hay un plan de trabajo. Y si hay un plan de trabajo, ¿por qué razones no están (las máquinas) en funcionamiento?”, cuestionó, al tiempo de lamentar la falta de capacidad de los responsables y criticando su silencio al respecto.

Considerando todo esto, Los Andes buscó entrevistar a Edgar Mamani Luque, exgerente de Limpieza Pública, pero este no quiso dar declaraciones. “No voy a hablar sobre ese tema, yo ya dejé mi cargo y no tengo por qué estar explicando sobre esto”, expresó.

A su turno, Luis Alberto Alejos, actual gerente de Limpieza Pública, refirió que no le explicaron con qué fin se hizo la implementación de las mencionadas máquinas. “Cuando asumí el cargo, las máquinas estaban botadas en Chilla, y a simple vista se veía que todo había sido improvisado; he recogido estas máquinas con la autorización del MINAM, porque estaban casi enterradas en el lodo y las hemos llevado a Casuarinas”, sostuvo.

En otro momento, Vicente Carrasco, jefe de maquinarias en la urbanización Casuarinas, comentó que máquinas como la picadora de PET y caucho, prensa de plástico y lavadora de plásticos, han sido dejadas al aire libre. “No están a mi cargo; (la oficina de) Abastecimientos las trajo aquí y las dejó expuestas al sol y la lluvia; yo las entré al almacén porque se iban a malograr”, aseveró.

Por su parte, el abogado Carlos Torres Rodríguez afirmó que estos funcionarios, al no tener autorización por parte de los pobladores de Chilla, estarían involucrados en un grave problema. “Sin una previa autorización de los pobladores de Chilla... Al no haber tenido un plan diseñado, y realizar esta compra ilegal e injustificable, estos (funcionarios ediles) están inmersos en el delito de malversación de fondos y aprovechamiento indebido de cargo”, sostuvo.

Por último, Iván Zárate Mamani, jefe del Departamento de Segregación de Residuos Sólidos, indicó que estas máquinas entrarán muy pronto en operatividad. “Según el Ministerio del Ambiente, los municipios pueden construir una planta de reaprovechamiento pese a que no haya un relleno sanitario; actualmente no se está trabajando con las máquinas, pero se trabajará”, enfatizó, agregando que estas máquinas requieren dinero para su mantenimiento.


ESPACIO PUBLICITARIOS

Video



Encuesta

¿Está usted de acuerdo con el proyecto de remodelación de la Plaza de Armas de Puno?



Archivo
Telf.: +51-51-350775, +51-51-327436 | Dir.: Jr. Cajamarca Nro. 274 - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca.
CORPORACION DECANO ALTIPLANICO S.A.C. Diario Los Andes
Diseño y Desarrollo Web: G!