El estilo de la política regional



Escribe: Edgardo Rodríguez Gómez | Opinión - 08 sep 2009

A un año de las próximas elecciones regionales, es necesario que la ciudadanía se exprese planteando sus aspiraciones acerca de lo que se espera para una próxima gestión eficiente que enfrente los problemas más graves de una de las regiones más pobres del Perú.

Una primera exigencia es que los candidatos lean a, se informen de y discutan con quienes en los últimos años han dedicado tiempo y esfuerzo en levantar diagnósticos sobre el complejo y anómico –por no decir anómalo- estado social y político regional.

De indispensable y aún oportuna lectura es el documento “Poder y cambio en las regiones”, (IEP, marzo 2009) realizado por un equipo del Instituto de Estudios Peruanos bajo la dirección de uno de los más reconocidos científicos sociales del país: Julio Cotler.

Desolador es el panorama político que pinta a una región Puno sin forma en lo político y quebrada en lo social. Distinta es la impresión que genera el saber que pujantes puneños y puneñas han abandonado el ambiente altiplánico para instalarse y democratizar la antiguamente aristocrática Arequipa, ahora beneficiada con la siempre valorada iniciativa de quechuas y aymaras del altiplano gracias a su esfuerzo formalizado en micro y pequeñas empresas.

Aunque el documento no diga nada acerca del proceso de violencia que trastocó el campo puneño y que estuvo ausente en Arequipa, salvo en unas pocas y alejadas provincias, el diagnóstico es certero sin necesidad de hacer referencia al célebre “frente comunero-campesino”, como lo denominaría Percy Tapia Vargas al elaborar el estudio sobre la historia regional del Sur Andino en la Comisión de la Verdad y Reconciliación, que articuló a diversos sectores en un magnífico esfuerzo de concertación por la paz que llevó al primer triunfo regional a una izquierda extinta tras la experiencia autocrática.

Así, mientras Arequipa todavía cifra esperanzas en un liderazgo político personalizado en la figura de Juan Manuel Guillén, quien hábilmente cede espacio en la gestión técnica de su gobierno a su vicepresidente Carlos Leyton, en Puno trasluce el clientelismo y las miras cortas del presidente y los consejeros regionales, dedicados a un gobierno de rasgos “farwestianos” propios del mayoritario actuar puneño, poco adepto a las formas y carente de una cultura de respeto a la legalidad.

En definitiva, un estilo de política regional pueblerino ha caracterizado la actual gestión regional. ¿Qué rasgos tiene esta forma de hacer política de Hernán Fuentes Guzmán? Habría que definirla en palabras del líder sindical de la UGT en una importante empresa española, Matías Carnero, al referirse a lo que la gente espera como resultado de una victoria electoral sindical: “Estas elecciones no son como las políticas, aquí somos como un pequeño pueblo y todos nos conocemos. Cuesta elaborar objetivos a largo plazo; cuando alguien te para en talleres y te pide algo, espera que al día siguiente le des una respuesta”. (Los sindicatos ya no son lo que eran, Revista El Ciervo, 2007, p. 18). Innumerables pequeñas obras disgregadas en el ya fragmentado territorio del altiplano confirman el estilo cortoplacista de Fuentes y el gobierno regional.

Y… ¿En qué han devenido los planes de desarrollo elaborados concertadamente en distritos y provincias de toda la región, impulsados por ONGs, Municipalidades y la Mesa de Concertación para la lucha contra la pobreza? Muchos planes elaborados con miras al 2010 verán su plazo vencido en los próximos meses. Sin embargo, un acercamiento comparativo de la experiencia puneña y de otras regiones (Cajamarca, Ayacucho, Lima [Villa el Salvador]) tampoco es alentador según la tesis “Gobiernos locales, participación ciudadana y liderazgo político local en el Perú” (abril 2008) defendida por Edgar Quispe Mamani, director del Instituto Peruano de Investigación Quechua Aymara Jatha Muhu con sede en Moho, para obtener el grado de doctor en ciencia política en la Universidad Autónoma de Madrid.

Edgar Quispe, en las conclusiones de su investigación indica: “el grado de cumplimiento en la ejecución de las decisiones y acuerdos adoptados en los mecanismos participativos y por ende el grado de influencia de la participación social en la definición de las políticas locales está directamente relacionado con el nivel de experiencia y la tradición organizativa y participativa de los ámbitos locales. Es decir, en la medida que en Villa el Salvador y Cajamarca había una experiencia de participación previa al proceso participativo actual, el grado de cumplimiento en la ejecución de las decisiones y acuerdos adoptados por los actores participantes en los mecanismos de participación es alto; mientras que en Puno y Ayacucho esa relación es inversa, aunque es más crítica en Puno que en Ayacucho.”

La consecuencia derivada de los escasos resultados de los procesos participativos es que quienes hacen parte de ellos los consideren ineficaces, perdiendo así su legitimación como instrumentos de la intervención directa de la población en la gestión local y regional. Ello se agrava en Puno, donde la mayoría de ciudadanos desconoce los rasgos de una cultura política participativa -a diferencia de VES-, la única que pese a sus limitaciones es capaz de articular las demandas ciudadanas expresadas en un proceso de regionalización con la programación de objetivos a mediano y largo plazo.

En suma, estudiar estos trabajos y consultar a estos expertos ayudaría ostensiblemente a los futuros candidatos a cambiar el estilo de hacer política regional y promover un cambio de la cultura política altiplánica.

(*) Diplomado en Estudios Políticos y Constitucionales en el CEPC del Ministerio de la Presidencia español.



1 comentarios

  • Pedro Cenas martes 08 de septiembre del 2009 a las 13:07

    Fuentes, mas que "estilo sindicalista" es un advenedizo con nulos modales democraticos, que no duda en desconcer a su propia familia "esposa" y a quienes le dieron la oportunidad, lo pinta de cuerpo entero la calidad de personaje, que se hace pasar de abogado, pero su verdadera profesion es la Más » del adefecio oportunista, que hoy lo unico que le interesa es reforzar su patrimonio, ya que esta tinkita nunca mas aparecera..


ESPACIO PUBLICITARIOS

Video



Encuesta

¿Está usted de acuerdo con el proyecto de remodelación de la Plaza de Armas de Puno?



Archivo
Telf.: +51-51-350775, +51-51-327436 | Dir.: Jr. Cajamarca Nro. 274 - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca.
CORPORACION DECANO ALTIPLANICO S.A.C. Diario Los Andes
Diseño y Desarrollo Web: G!