PUNO: ¿hacia la lenta agonía de las lenguas andinas?



Escribe: Roger Gonzalo Segura, rrgonzalo@pucp.edu.pe | Política - 09 ago 2009

PUNO: ¿hacia la lenta agonía de las lenguas andinas?
PUNO: ¿hacia la lenta agonía de las lenguas andinas?

PANORAMA HISTÓRICO NACIONAL

Son 188 años que han pasado desde que los “españoles peruanos” fundaron el Perú republicano un 28 de julio para hacer de la “patria” lo que quisieran, y se repartieran la riqueza nacional como gustasen y a quienes quisiesen (para esto sólo recuérdese cómo el puneño Rufino Echenique despilfarró el dinero del “Perú” con todos sus secuaces y amigos), y esto obviamente no ha cambiado nada hasta la actualidad y así lo prueban las firmas de TLCs a siesta y siniestra al mejor postor por no decir al mejor ladrón. Los arreglos con las empresas petroleras reveladas en escándalos que trajo bajo piso el gabinete Jorge del Castillo (“El Tío George” o yorsh?) es una prueba más de este desconocido y a veces cínico mundo de la corrupción gubernamental.

Para esto, la tarea inmediata desde los inicios de la re-pública ha sido negar la nacionalidad a los quechuas, aimaras y amazónicos, y alejarlos de la política lo más lejos que les fuera posible, arrinconando su existencia al servicio de los grandes hacendados y gamonales. Hoy la estrategia ha cambiado. La tarea “estatal” hoy es embrutecerlos a través de una educación sistemáticamente domesticadora, una salud que en el extremo de los casos ha tenido la inhumana tarea de mutilar las trompas de nuestras mujeres o castrar a algún involuntario procreador de hijos, sin consulta, entre la pared y el bisturí (cf. Planificación familiar fujimorista).

En definitiva, hay muchas maneras de embrutecer a la masa del Perú profundo. Si no es a través de una educación encarceladora de niños por 6 años o adolescentes durante 5 años (para sólo saber leer mal, copiar igual, no escribir nada, restar, sumar, repetir al pie de la letra que Colón descubrió América, o que Pizarro conquistó el Perú), hoy es través de diversas legalizaciones como lo es el alcoholismo, el “fútbol y las barras bravas”, y quien sabe si se legalizará también el consumo de la cocaína o marihuana que Mario Vargas Llosa desde su depravada posición propone.

Ahora bien, si no funciona lo anterior, ahí llega a tallar las diversas iglesias llamadas cristianas que buscan yendo de casa en casa para apropiarse de las conciencias de los quechuas y aimaras, y lo más importante, a través de la apropiación “divina” del llamado diezmo, con el cuento de hacer muchas cosas, por ejemplo, hacer construir un templo de dios cuando lo convierten en su vivienda, o una estación radial o televisora para idiotizar masivamente a “todos los herejes, pecadores y poseídos por el diablo” a quienes, según ellos, hay que rescatarlos para que no vayan al infierno, a cambio de jugosas cuotas con las que se enriquecen los llamados “predicadores” que mueven en el mundo millones y millones de dólares sin rendir la cuenta a nadie, sin contar los escándalos sexuales, asesinatos y homosexualismo en que incurren estos charlatanes y negociantes de la dignidad y la conciencia humana.

Y, claro, todo esto le conviene a los poderosos que gobiernan el Perú. ¿Por qué estos cristianos no van a la casa de los políticos para convertirlos a éstos en seguidores de Cristo? ¿Si les importa la realidad miserable del Perú, por qué en nombre de Cristo no envían una carta por lo menos para que estos mentirosos y payasos del congreso, incluidos los ministros, trabajen por la humanidad cristianamente? ¿Ah? ¿Y esos charlatanes que dicen curar, sanar, a través de sus oraciones, por qué hasta el momento no hicieron el milagro de sanar a uno al menos que tiene SIDA? ¿Por qué no hacen el milagro de devolver la cordura y la sensatez a los apristas y Alan? Claro, no lo hacen porque simplemente serían desenmascarados y no tendrían los lujos que tienen para vivir “gracias a Dios” porque dicen que Él les dio el dinero y no dicen que han robado.

Y los beneficiados finales de todo tipo de idioteces que dividen y agreden a las culturas de las comunidades quechuas y aimaras son nada más y nada menos los “políticos” y las grandes empresas extranjeras a quienes la miseria humana, la contaminación ni les importa un rábano más su billete y la codicia sin límites. Según estos “políticos” nacieron para el poder bajo el lema “la única verdad es el poder, lo demás es sueño, una fantasía”. Para esto tienen como arma de doble filo a los serviles medios de la información mal llamados “ojos del pueblo” o “prensa” que repite a diario el libreto gubernamental bajo los eslóganes de llamar a los que piensan diferente como “terroristas”, “violentistas”, antisistemas”, “comunistas” y en el extremo de los casos a esa causa inhumana se han unido monstruos horripilantes, dementes y caducos personajes que escriben en algún periódico llamado Correo tales como el malcriado arequipeño Andrés Bedoya Ugarteche respaldado por su amigo Aldo Mariátegui que hoy sale por Frecuencia Latina. Así es como se maquina y se orquesta para tener un Perú con ciudadanos sólo útiles para votar, pasivos, domésticos, autómatas, consumidores, ayayeros, franeleros, mermeleros, tímidos, comechados, egoístas, insensibles, a quienes se les ha descerebrado, como puede verse desde donde se mirare, a propósito.

Son 188 años de la vida re-publicana del país de las maravillas llamado Perú, nombre dado por la porquería que llega a nuestras tierras en el año de 1532. Son 188 años de la negación de los verdaderos dueños de la tierra tawantinsuyana. 188 años más de la resistencia quechua, aimara; 188 más de la persistencia de la estirpe uro-collavina dueña legítima del altiplano, del lago Sagrado, de sus cielos, el subsuelo, de su sangre, de su historia y sus lenguas ancestrales, como los son también los amazónicos de sus selva y de sus ríos.

Y 188 años después, muchos quechuas y aimaras y sus descendientes que hoy son también de habla castellana desfilarán este 28 de julio por las plazas de sus pueblos sin saber qué significa para nosotros ese día. Y precisamente ese es el día en el que todos los presidentes han fabricado las mentiras más grandes y ese día Alan García se lucirá como el líder de todos los charlatanes habidos y por haber a través de su “mensaje presidencial”, mientras otros tendrán jugosos aguinaldos por hacer “payasadas” en el congreso, por dar leyes plagiadas de otras realidades, por leyes que favorecen a los ladrones más grandes que se han enquistado en el poder político, por gritar y no debatir, por mentir a sus partidarios y a los que no lo son, por ser parte de un status quo lo más adecuadamente dable para un país que ha sido dirigido por los más grandes miserables que no han tenido sentimiento, ni nobleza, ni moral, ni el más mínimo temple de humanismo y amor al trabajo ni a la gente. Ejemplos sobran: Fujimori dizque que pagó al delincuente Montesinos 15 millones de dólares para salvar al país de un golpe militar, no hay responsables por la matanza ocurrida en la Curva del Diablo de Bagua entre otras, nadie va a cárcel por las millonarias deudas a la SUNAT, es más se ríen de esos pagos, pero sí hay que ser abusivos con los humildes al quitar en las carreteras a punta de asalto lo poco que tienen. Pregúntese, quiénes pagan impuestos en el Perú y quienes se los embolsillan.

El contexto antes citado, es inevitable no tomarlo en cuenta cuando se quiere hablar sobre el estado de nuestras lenguas nacionales de las cuales como hablantes no tenemos acceso a la información porque simplemente es ignorado por el docente en el aula, ya que es objetivo de este sistema educativo idiotizador “matar” las lenguas andinas y sus hablantes, para que seamos más fáciles y menos costosos al manipular a través de la publicidad más idiota que se haya visto por decir nomás cuando se dice que “El Perú avanza”.

REALIDAD LINGÜÍSTICA NACIONAL Y REGIONAL

En términos estadísticos, desde 1993 los hablantes del quechua a nivel nacional han disminuido en un -3,3%, los del aimara en un -0,5%, hasta el Censo no tan serio de 2007. Pero, numéricamente, los hablantes del quechua han tenido un ligero aumento, dado a que de 3’177,938 hablantes aumentaron a 3’261,750 (es decir en sólo 83 812 desde 1993 a 2007). Los aimara-hablantes disminuyeron en 6010 (es decir de 440 380 á 434 370 hablantes). Claro, más que a nosotros mismos, esto alegra de sobremanera a los “dueños” del poder porque nos manejaría a su regalado gusto en el idioma que más les conviene y le es más fácil manipular a los peruanos.

Pero, los amazónicos, pese a la constante desaparición de más lenguas en la selva por la indiferencia estatal entreguista (porque hasta hoy se tienen casi sólo 41 lenguas nativas), de 132 380 hablantes aumentaron a 223 194, es decir en 91 020 ( 0,2%). Y esto de los amazónicos no les ha gustado para nada, porque de repente la política de esterilización de las mujeres nativas no tuvo el “éxito” que esperaban. Y no les gusta porque los “cuadran” con un Baguazo, o un Moqueguazo que ha sacudido el loco seso presidencial que ha respondido hasta de manera demencial ocasionando la muerte de más de veinte policías sin derecho a opinar y tantos “nativos” sin derecho a protestar. ¿Es decir, sólo estos manganzones tienen el derecho de mentir a gritos en el ejecutivo y en el congreso? ¿Sólo ellos tienen el derecho de tener muchísimos hijos, como Alan García que tiene hijos hasta en dos mujeres? ¿O sea sólo los congresistas tienen el “derecho” de reproducirse y de tener los hijos que quieran, encima sin reconocerlos legalmente sino hasta que ya se convierte en escándalo? ¡Qué miseria humana es éste! Es decir que los “pobrecitos” ya no deben reproducirse, es más ni tienen que hablar su lengua nativa porque “los insulta” (ver casos de Martha Hildebrantd la “vieja” durmiente y Aurelio Pastor que hoy es ministro de Justicia!). Qué miseria humana es este Perú donde la hija de Fujimori quiere ser presidenta a pesar que todos sabemos que estudió en USA con el dinero robado. ¡Qué descarados! ¡Esto es fatal!

De acuerdo con los datos del INEI, en 1940 nuestro departamento de Puno tenía una población de 548 371 habitantes; en 1993 se llega a 1 079 849, y según el último censo de 2007 constituimos 1 268 441 habitantes. Ahora bien, en lo referente a los datos sobre la lengua aprendida en la niñez, en 1981, de 752 663 de censados mayores de 4 años, al menos 90 % (677 397) hablaban el quechua o el aimara en el departamento de Puno, y según el último censo nacional de 2007 el 66% de los puneños (numéricamente 757 685) manifiestan haber aprendido alguna de las lenguas originarias del Perú. Este dato es esencial. La existencia de una nación colla al sur del Perú es real, pero ignorada agrede.

Lo natural y lo interesante sería que los hablantes de alguna de las lenguas nacionales vayan sustancialmente en aumento. Se duplique, se triplique, esto preocuparía de sobremanera a los ladrones que siempre toman por asalto el poder en Lima, a espaldas de todos los peruanos. Pero el Estado, en manos de estos ladrones, quiso hacernos creer que él nos representa, implementando engañosos proyectos de educación intercultural bilingüe que como era de verse terminaría en un fracaso, una estafa. Pero como somos integrantes de un país que se llama Perú (el mismo “paisito” que NO nos consultó si los aimaras queríamos o no ser peruanos o bolivianos o chilenos) bautizado como “subdesarrollado” o del “tercer mundo” nos hemos convertido, parafraseando a José Ingenieros, en arquitectos de nuestra propia destrucción y asesinos de nuestra propia historia y lenguas ancestrales, gracias a un sistema educativo engañoso y lleno de ideología avasalladora y embrutecedora.

La historia ha demostrado que ningún pueblo ha sido potencia sin su lengua, mientras que nosotros quechuas y aimaras sentimos vergüenza y autocensura aún cuando nuestra historia maravilla al mundo entero con evidencias que nuestros ancestros colla-puquinas nos han legado (sino enterémonos cómo la cultura Pucara ha dado origen al gran Tiawanaco y éste a su vez al Tawantinsuyo) y ahora solamente las ruinas que muchos de nosotros ni las conocemos son las que nos enorgullecen cuando deberíamos seguir demostrando que valemos mucho y que seguimos siendo la reserva moral para la humanidad deshumanizada.

¿RUINAS? ¿TURISMO?

Ahora bien ¿Los puneños dependemos solamente de las ruinas? ¿o es que tenemos que comportarnos como “ruinas vivientes” para “promover el turismo”?¿o sea que los antepasados eran más inteligentes que nosotros hombres del presente y nos sigue representando en el mundo?¿cuánto han trabajado nuestros ancestros para ser famosos en la actualidad y nosotros humillados? Es una vergüenza que solamente nos dediquemos ha enorgullecernos de nuestro pasado y no hagamos casi nada en el presente y esperemos “la muerte anunciada” de nuestras lenguas ancestrales en un futuro cercano.

¿Cuánto de historia nuestra se enseña en la escuela? ¿Cuánto de historia se sabe de nuestros ancestros collas (puquinas), quechuas y aimaras? Toda la ignorancia nuestra indica que nos hemos convertido en consumidores pasivos de historia ajena y hemos dejado que nuestros hermanos como los Uros, Taquile o Amantaní se conviertan en otros seres humanos “de museo” a los que hay que filmarlos y fotografiarlos u conducirlos a que se conviertan en objetos raros “pedidores de dinero por cualquier cosa”, mientras las empresas turísticas, sean de viajes u hotelería hinchan sus bolsillos a raíz de estas “rarezas”. ¿De qué dignidad humana hablamos cuando nuestro pueblo se acostumbra en un pueblo de por demás mendigo? Si no me creen vayamos a nuestras esas islas llamadas turísticas y comprobemos que hay muchos “mendigos” que ofrecen su imagen por una foto. Hay la necesidad de que los quechuas y los aimaras, descendientes de los collas y de los uros no demos ni un milímetro frente a un turismo humillante y mantengamos nuestra moral digna y firme.

Por ejemplo, en las islas turísticas de Puno los niñitos ya no hablan el quechua ni el aimara; pero cuando se le presentaba un “estímulo” (galletas, golosinas o dinero) recién tímidamente dicen “nuqa kani… nuqa munachkani… nuqa parlayta yachani…” ¿Y esto de dónde viene? Es obvio nuestros niños no tienen la culpa, sino nuestra sociedad donde si hay plata decimos Ñuqa qhichwamanta parlayta yachanichu o en aimara Nayaxa aymarata arsuñxa yatiskthwa. De esto no se salvan los grandes capacitadores EBI, o cualquier otro aspirante a un jugoso sueldo. Y claro, cuando muchos quieren ser alcaldes, congresistas o cualquier otro pobre diablo quien quiera que fuere y que ganase dinero hablarán como les salga no importa khachu khachu,… o que para el colmo de males algún neurópata enfermo presidente regional hable de una nación federada en vez de trabajar por las causas justas que promover nepotismo y ociosidad y luego insultar a sus opositores por su radio o algún otro canoso y “blancón” expresidente regional que hablaba de autonomía y que desprestigió a nuestra milenaria alpaquita pero que lo que ha demostrado es robo y más robo para tener propiedades en el norte del Perú.

LA FAMILIA Y EL CONTEXTO

Claro, ésta es una muestra nítida, cuando los padres de familia con razón NO quieren que sus niños hablen alguna de nuestras lenguas nacionales, o cuando los profesores sólo asisten a las capacitaciones para cobrar los viáticos por dormir o escuchar una aburrida charla “intercultural”, o los mismos capacitadores de educación intercultural bilingüe que ni pueden cambiar su entorno familiar de lo más occidentalizado y castellano-hablante que es, donde ni su esposa ni sus hijos la hablan, o tienen nombres en algún idioma extranjero, encima, mal escritos (exceptúese los buenos ejemplo). Como se ve, nuestros niños, no sólo de las islas turísticas de Puno, son muy buenos imitadores de nuestro equivocado comportamiento de por demás hipócrita al negar nuestra propia lengua que hoy no cuesta nada aprenderla y usarla orgullosamente.

Todo indica que nos hemos olvidado de la enseñanza de nuestros abuelos sabios, de nuestros cuentos de la tradición oral, de nuestras fábulas. Muchos factores como la discriminación socio-económica, discriminación política, discriminación educativo-cultural y lingüística, expresadas en el fuerte racismo, por ejemplo, cuando hay un ‘culto irracional a lo blanco frente al espejo’ que convierte a cualquiera en un “rubio de farmacia” o la misma “momia” talqueada con “medio kilo” de yeso producto de la mala e irresponsable utilización de la televisión en casa. Todo esto desfigura la verdadera identidad de nuestros niños quechuas y aimaras, llevándolos a creer y vivir realidades sólo posibles para las Blanca Nieves torpes, Cenicientas descerebradas y arribistas, Barbies que piensan ser veddetes, los lobos malos con metralleta en carnavales, brujos y brujas el 1 de noviembre, entre otros que son únicos y exclusivos invitados de honor en las aulas actuales y que se han convertido en amigos íntimos de nuestros (no todos) profesores de educación inicial y primaria. Por todo lo anterior, urge hablar orgullosamente el aimara o el quechua, hay que estudiarla, desarrollarla, enseñarla a nuestros hijos. En el fututo nuestros hijos nos lo agradecerán. Hay que forjar una gran nación colla con gente grande, y cuando esto ocurra, recordando las palabras de nuestro Efraín Miranda, o bien el mundo o bien el hombre ya no estará de cabeza. Urge una defensa idiomática a todo nivel.



10 comentarios

  • nila vigil domingo 16 de agosto del 2009 a las 01:51

    hay un mensaje de alguien que ha firmado como "instituto lingüísco de invierno" que es le nombre de mi blog. Ese comentario no es mio.

  • PARE DE SUFRIR jueves 13 de agosto del 2009 a las 16:10

    Sobre el papel idiotizador de los evangelistas y todos esos ... que se apropian de los diezmos es real. PARE DE SUFRIR, PARE DE ROBAR, la religion es para idiotas.

  • Pablo y Mario jueves 13 de agosto del 2009 a las 16:08

    Pablo y Mario, ese señor que llegó a Puno y los gritoneó a los quechuas y aimaras tuvo razones en muchas cosas, pero donde no tuvo ni pisca de conocimiento sobre la realidad nuestra. La situacion socioeconómica de los catalanes de España son diametrealmente opuestas al nuestro. Arriba los aymaras. Más » Mario, no siempre hay que creer a un catalán, jeje.

  • Lukana jueves 13 de agosto del 2009 a las 16:02

    El artículo es una fotografía histórica muy coherente. Supongo que fue un aymara quien escribió. Para mí no hay resentimiento sino una denuncia a nosotros mismos, que negamos por ignorancia nuestro pasado. FELICITACIONES A LOS ANDES POR ESTOS ARTICULOS. A escribir en aimara se ha dicho.

  • Instituto Linguistico de Invierno domingo 09 de agosto del 2009 a las 20:30

    Me hubiera hustado que el articulista de la PUCP (osea la social democracia cristiana) osea el culpable de la crisis de pais. Escriba en alguna de las lenguas: aimara o quechua, pero nada. Asi son los de la cato puro cuento y finta no mas.

  • aymara jaqi domingo 09 de agosto del 2009 a las 17:14

    El articulo me parece muy interesante, hace una referencia real a la situacion actual, como es el caso del degenerado aurelio pastor que parece un perro con rabia, pero en caso de la LENGUA Y CULTURA AYMARA no está en agonia, hoy el ayamra está en un franco de avanzada, Más » sino vayan a ver los pueblos de Tacna, Moquegua, Lima por citar en tre los principales, el año 2008 hubo señales de imposicion de la racionalidad aymara en la ciudad de tacna, y casos como esto pronto se dara en otros pueblos, donde la avanzada aymara tome mejores posiciones. pronto llegaremos a un imperialismo aymara. Señor Gonzalo, imagino eres Aymara.

  • Roberto Velazco domingo 09 de agosto del 2009 a las 12:19

    El articulo muestra la amargura , el descredito total y negativo.
    Hay que ofrecer alternativas y no apenas lamentos.
    Cosideremos que el diario Los andes es para informar y dar credito a los articulo.
    Mas cuidado Atentamente
    Roberto Velaco

  • Víctor domingo 09 de agosto del 2009 a las 12:05

    Hay Perú de mis amores, cuanto odio y resentimiento pero no proponer ninguna gota de solución para revertir los males que te aquejan. La lengua Quechua y Aymara todavía están a tiempo de salvarse, pero otras, irremediablemente, como las personas, tendrán su muerte natural. Las soluciones para que perdure las Más » lenguas quechua y aymara deben nacer de el propio pueblo. Como indica el Sr. Mario, los Andes debería empezar a publicar las noticias locales en internet en quechua y aymara para sus lectores, como lo hacen los Vascos o Catalanes en España.

  • PABLO domingo 09 de agosto del 2009 a las 10:34

    Comparto con MARIO, y otra cosa, hace poco Escuela de Linguistica Andina de la UNA realizo un SIMPosio SOBRE Cultura Andina, un Español indicaba que todos aqui son unos bla bla bla hablan de salvar las lenguas pero nadie habla en aymara ni quechua, entonces a hablar, a escribir y Más » practicar, asi sera mas real tanta teoria sobre nuestra cultura andina.

  • Mario domingo 09 de agosto del 2009 a las 08:59

    Es facil ponerse como defensor y como victima. Hacer algo concreto es mas dificil. Yo me pregunto... El diario Los andes hara algun dia una edicion especial en AYMARA o en Quechua? . Lo dudo!
    Entonces que se puede esperar de esta gentuza.
    Arumnatccama!


ESPACIO PUBLICITARIOS

Video



Encuesta

¿Está usted de acuerdo con el proyecto de remodelación de la Plaza de Armas de Puno?



Archivo
Telf.: +51-51-350775, +51-51-327436 | Dir.: Jr. Cajamarca Nro. 274 - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca.
CORPORACION DECANO ALTIPLANICO S.A.C. Diario Los Andes
Diseño y Desarrollo Web: G!